El argentino Gaspar Noé vende a -casi- todo el mundo "Love", su "porno-romántico" visto en Cannes

por © Sandra Tapia-NOTICINE.com
Gaspar Noé
Gaspar Noé
Aunque sus proyecciones fuera de competencia en Cannes, miércoles a medianoche y jueves, obtuvieron reacciones antagónicas entre la prensa y el público profesional, "Love", el film "porno-romántico" en 3D, escrito, dirigido e incluso brevemente interpretado por el argentino afincado en Francia Gaspar Noé, ha provocado el suficiente impacto para venderse a todo el mundo... salvo esa buena parte del globo donde la moral y la censura "protegen" a los ciudadanos del voyeurismo sexual. "Está vendido al 65 por ciento de los territorios más importantes y antes que termine el mercado de Cannes deberían adjudicarse los demás", dijo Vincent Maraval, su productor, mientras Screen International detallaba que al menos son 36 los países que ya compraron la cinta para estrenarla.

Dicen que el sexo es inherente al ser humano; tan viejo como la vida misma, es por eso que a lo largo de la historia del cine las grandes productoras y algunos directores independientes  han sabido sacar provecho a esta debilidad  temática del mundo real para llevarla a la pantalla grande. Este ha sido el caso del último film cargado de erotismo y de sexo desenfrenado en 3D "Love", de Gaspar Noé.

"Love", de la que se dijo que convertía en la comparación a "50 sombras de Grey / Fifty Shades of Grey" en algo parecido a "Mary Poppins", está  protagonizada por el actor estadounidense Karl Glusman, como Murphy, y las europeas Aomi Muyock, quien desempeña el papel de Electra, y Klara Kristin, como Omi, miembros de un triángulo amoroso en París. Escrita por el propio director, este peculiar film narra la historia de un trío, que se embarcan en una pasión desenfrenada, que desemboca en la ruptura de la pareja original cuando un embarazo impulsa al estadounidense a quedarse con la otra. Precisamente la cinta empieza con una llamada que recuerda a Murphy que sus sentimientos por Electra no han cambiado.

La película francesa, que se insinua podría tener una versión extendida a pesar de ya durar 130 minutos, combina esa carga de melodrama romántico con abundantes escenas de sexo, en su mayoría reales, y desnudos en primeros planos. Quizás el momento de paroxismo (nunca mejor dicho) es una eyaculación que impresiona especialmente por el uso del 3D.

Noé  tiene todo un historial de provocación cinematográfica y con  la cinta de 2002  "Irreversible" rompió esquemas porque tenía una escena tan violenta que algunas personas en el público se salieron de la sala. Mientras "Entrar al vacío / Enter the Void", que se presentó en Cannes en 2009, era una alucinante odisea con drogas que dejó a algunos en trance y a otros desconcertados.

"Durante años quise hacer una película que contara la historia de una pasión entre dos jóvenes sin recurrir a elipses o sobreentendidos sino mostrando la verdadera naturaleza física de una relación amorosa", declaró Noé tras la concurrida proyección en la madrugada de este miércoles, que dejó al menos a unos cientos de espectadores sin asiento y acabó con un sonoro aplauso. Al día siguiente la prensa no fue tan generosa e incluso se escucharon abucheos.

Aunque su contenido sexual explícito, es lo que podría suponer un problema en muchos países, incluyendo algunos territorios de los EEUU, que pueden ser más puritanos, ya hay una larga lista de naciones que han adquirido los derechos, desde  Israel, Corea, Japón, Inglaterra, Alemania, Canadá hasta varios países de Suramérica como Brasil y Colombia, sin dejar de un lado México que siempre esta actualizado en estos aspectos del cine, también algunos de Centroamérica.

"He hecho una película sobre el amor. No era sobre bancos suizos ni cienciología", ha comentado el cineasta argentino para justificar las explícitas escenas sexuales.

Sigue nuestras últimas noticias por TWITTER.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0

Comentarios