El argentino Gaspar Noé, dispuesto a provocar en Cannes con sexo explícito

El controvertido cartel
El sexo vende, sobre todo en cuanto a atención mediática, porque el reciente caso de "Nymphomaniac", la desmedida propuesta de Lars von Trier resultó un fiasco en la taquilla, a pesar de generar ríos de bytes. El argentino afincado en Francia Gaspar Noé lo sabe, y ahora lanza un "rien ne vas plus" con su nuevo trabajo, "Love", que los seleccionadores de Cannes han relegado a una sesión de medianoche, ya que promete sexo explícito más propio de un film porno que de una sección oficial de festival serio. Lejos de amilanarse, el cineasta y su productor, el "pope" del cine de autor Vincent Maraval, lanzaron un poster de difícil difusión, en el que en primer plano se ve un pene eyaculando, sujeto por una mano femenina (lo pueden ver al final de este artículo. Absténgase púdicos y alérgicos al porno).

El espíritu provocador del hijo del pintor y escritor argentino Luis Felipe Noé no es nuevo. Hace más de doce años generó comentarios negativos por su larga y dura escena de violación de Monica Bellucci en "Irréversible", que sí compitió por la Palma de Oro, como lo hizo la no muy bien tratada por la crítica "Enter the Void", su última película de largometraje, en 2009. Tras años dedicado a trabajos cortos o videoclips, el cineasta porteño revelado por "Seul contre tous" regresa al certamen que lo descubrió, por la puerta de atrás, pero un claro espíritu de dar guerra y acaparar protagonismo a pesar de no estar en la sección reina.

"Love" es la cuarta película de Noé, y se nos presenta como un drama (o incluso melodrama) sentimental triangular, trufado de escenas eróticas que se prometen atrevidas. Su productor y distribuidor internacional, Vincent Maraval, responsable de la compañía Wild Bunch, especializada en cine de autor europeo, hace días que generó polémica en las redes sociales y comentarios por los carteles que dio a conocer, como que esta cinta: "hará que la "Ninfomanía" de Lars Von Trier parezca Mary Poppins".

Y no parece una exageración. Su productor empezó lanzando un primer cartel "soft" en el que se ven en primer plano las bocas de dos mujeres y un hombre besándose. Sin embargo, en torno al anuncio tardío de su selección para Cannes en sesión "golfa",  Maraval difundió un nuevo affiche abiertamente "X", que nadie verá en la marquesina de los buses urbanos o en las paredes del metro: otro primer plano, de una mano femenina sujetando un pene erecto que acaba de eyacular, con un seno al fondo.

Para su director, "Love" es simplemente "Un melodrama sexual sobre un chico, una chica y otra chica. Una historia de amor que celebra el sexo de una forma gozosa", tanto que su confesa intención es que ya desde la proyección de medianoche en Cannes "los hombres tengan erecciones y las chicas se pongan húmedas".

Desmedido como de costumbre, Noé no sólo ha editado una primera versión próxima a tres horas, sino que la filmó en 3D, con Karl Glusman como protagonista. Según Cineuropa, la película comienza una mañana con el sonido del teléfono. Murphy, de 25 años, se despierta rodeado de su joven mujer y de su niño de tres meses. Escucha el contestador. En el mensaje, la madre de Electra le pregunta, muy preocupada, si no sabe nada de su hija desaparecida desde hacía tiempo. Teme que le haya ocurrido un accidente grave. En el transcurso de un largo día gris que pasará solo en su apartamento, Murphy recordará su mayor historia de amor, los dos años de relación con Electra: una pasión amorosa adornada con todo tipo de promesas, de juegos y de excesos...

En qué queda todo, y si es más bien aburrida, larga e insufrible como "Nymphomaniac" o su propia "Enter the Void", lo veremos en un par de semanas.

Sigue nuestras últimas noticias por TWITTER.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0

Comentarios