EXCLUSIVA: Alejandra Frade, productora de "La mula", desmiente "las falsedades" de Radford

por © Redacción-NOTICINE.com
Michael Radford y Alejandra Frade, durante la producción de 'La mula'
Las posibilidades de acuerdo para que la película de Michael Radford "La mula", protagonizada por Mario Casas y María Valverde en 2009, se estrene este año parecen alejarse, dado el enconamiento de las partes a pocos días de una mediación entre el director, coproductor a través de su compañía Workhorse, y la española Gheko Films, de Alejandra Frade. En declaraciones exclusivas a NOTICINE.com, esta última responde al comunicado que hizo llegar el lunes a los medios el cineasta, que dice le ha sorprendido por "la cantidad de falsedades". La productora dice tajante: "Estoy deseando verle el próximo lunes para decirle que lo que tiene que hacer es pagar lo que debe y dejarme en paz".

En primer lugar, Frade, perteneciente a una familia de larga tradición en la industria cinematográfica española, niega la mayor: El contrato de coproducción que siempre ha alegado Radford ella no quiso firmar, y que según él provocó su abandono del rodaje,  se rubricó antes de empezar la filmación: "Está en manos tanto del UK Film Council como del Instituto del Cine español (ICAA), porque obviamente sin estar depositado la coproducción y sus ayudas correspondientes no hubieran sido aprobadas y no tendría razón de ser empezar a trabajar sin ese respaldo".

Según la versión de la productora española, en larga conversación con NOTICINE.com, el caso se resumiría de esta manera: Michael Radford participa en el proyecto no sólo como realizador y coguionista (con el autor de la novela, Juan Eslava Galán, quien asegura ella le apoya), sino también como coproductor, a través de su compañía Workhorse. El porcentaje de la coproducción respectivo quedó así: la española Gheko Films (Frade) 67%, Workhorse (20%) y Subotica (productora irlandesa) 13%.

La productora de Radford no logra liquidez, y basa su participación en el proyecto en el millón de libras que le ha concedido el UK Film Council (equivalente al ICAA en G.Bretaña). De ahí, que para que pueda hacer frente a los pagos a los colaboradores del cineasta directamente contratados por su empresa, Gheko le hace un préstamo superior a los 250 000 euros.

Siempre en la versión de la productora española, durante el rodaje, Radford le requiere un nuevo contrato de cesión de todos los derechos internacionales de la película "que incluye que sería él por ejemplo quien cobraría de RTVE por los derechos de antena, a cambio de una libra esterlina", bajo la amenaza de abandonar el rodaje si no accede a firmarlo. Al considerar la propuesta lesiva contra sus intereses y en colisión con el contrato de coproducción previamente firmado, Frade se niega. De ahí que Radford deje el rodaje cuando faltaba una semana para terminarlo, en el otoño de 2009.

La productora española Gheko Films opta por contratar a otro director para que termine la película. De vuelta a Inglaterra, Michael Radford presenta una demanda por fraude y solicita como medida cautelar el bloqueo de la película y sus materiales, lo cual le es concedido por un tribunal británico. Ello influye en que el Ministerio de Cultura español no conceda la clasificación por edades preceptiva para la distribución y estreno de "La mula". Paralelamente, los abogados de Alejandra Frade se querellan contra Radford por no devolver su productora el préstamo que recibió de Gheko.

Las ayudas públicas, tanto españolas como británicas e irlandesas sólo se harían efectivas a la entrega y aprobación de la película, que por estar bloqueada cautelarmente -y según su director inacabada, contra la opinión de la parte española que sí entregó una copia terminada en el Instituto del Cine- no puede presentarse. "De ahí -explica Frade- que Radford no haya podido cobrar el millón de libras y como consecuencia de ello su productora, bajo el peso de las deudas, acabó en liquidación. Es decir, no ha cobrado ese dinero no por culpa de que nosotros no hayamos firmado nada, sino porque la ayuda se paga contra entrega de la película".

En el momento actual, la justicia española falló contra Radford obligándole a pagar el préstamo recibido (una cantidad superior a los 270 000 euros), y la británica recientemente levantó la medida cautelar que bloqueaba la película. Antes de que tenga lugar el juicio como tal interpuesto en Londres por Radford contra sus antiguos socios españoles, tendrá lugar en la capital británica una reunión, el lunes próximo entre las partes, en la que se va a negociar la petición de Gheko de una compensación por el abandono del rodaje y el bloqueo cautelar que ha retrasado hasta ahora más de dos años el estreno y ventas internacionales de la película. También espera la empresa española que Radford aclare si quiere o no que su nombre aparezca en los títulos de crédito, y en este punto, a pesar de reconocer que de no estar asociado su nombre con la película ésta perdería valor, aceptaría lo que decidiera el cineasta.

"Lo que queremos -resume Alejandra Frade en la entrevista con NOTICINE.com- es que Radford deje de obstruir y nos permita estrenar la película, para que todo el mundo cobre las ayudas y su propia productora -en liquidación- puede hacer frente a sus deudas, entre ellas las que tiene con nosotros, que somos sus acreedores principales. A mi mis consejeros y el sentido común me indican que esté tranquila porque yo he dicho siempre la verdad y la verdad siempre sale".

La productora explica también que espera que pueda resolverse con el ICAA la concesión de la clasificación de la película para que pueda buscar distribuidora y estrenarse, de manera que los miles de fans de Mario Casas y María Valverde puedan ver la que -según algunos- sería su mejor interpretación.

Michael Radford dio a conocer su versión -ya publicada por NOTICINE.com- el pasado lunes.

SI QUIERES COMENTAR ESTA INFORMACIÓN, VEN A NUESTRO FACEBOOK... O SIGUENOS A TRAVÉS DE TWITTER: @NOTICINEcom

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios