Crítica: "Ley Primera", la reparación pendiente

por © NOTICINE.com
"Ley Primera"
Por Edurne Sarriegui   

El realizador argentino Diego Rafecas estrena esta semana su película "Ley Primera" (2017). Culmina así un largo proceso que se inició a finales del año 2013 con el comienzo de la filmación y que finalmente llega ahora a las pantallas comerciales tras un largo proceso de post-producción demorado por falta de financiación.

Con guión del mismo Rafecas, "Ley primera" cuenta una historia que tiene como protagonistas a los miembros de una comunidad Qom en la provincia argentina del Chaco. Vale aclarar que lo que se conoce como el Gran Chaco se reparte entre dicho país, Paraguay, Brasil y Bolivia y estaba habitado por los pueblos originarios Qom, Pilagá y Mocoví entre otros. Sometidos a múltiples abusos a lo largo de la historia su cultura sobrevivió y, a pesar del mestizaje que tuvo lugar a través de los años, sus lenguas siguen en uso. Una de las características del film que nos ocupa y uno de sus mayores méritos, es que buena parte del guion se desarrolla en lengua Qom.

La historia que se relata tiene como protagonistas a dos hermanos gemelos, ambos interpretados por el mismo Rafecas. Uno de ellos permaneció en el pago ancestral apegado a sus costumbres y tradiciones. El otro, por razones que se desvelarán a lo largo de la trama pero que no resultan muy convincentes en absoluto, creció en Estados Unidos. Este segundo hermano vuelve a la tierra de sus ancestros para efectuar una compra de terrenos que empobrecerá a su gente y enriquecerá a capitales foráneos y locales. Mientras tanto, en la comunidad esperan que surja el nuevo chamán que les acompañará en los años siguientes como guía espiritual.

Hay varios personajes que juegan un papel destacado en la historia: el cacique (Juan Palomino) que es un abogado que trata de defender los derechos de la comunidad ante el poder político, su esposa (Charo Bogarín) y su hija (Bianca Bertolli); el Chamán, interpretado por el norteamericano Armand Assante y la madre de los gemelos que interpreta la mexicana Adriana Barraza.

Esta cinta tiene la factura de una gran producción. Presenta un despliegue de medios importante y resuelve los rubros técnicos con buena nota. Por eso se hacen más evidentes las falencias del guion. Las distintas vertientes de la historia, que se llegan a multiplicar demasiado, no terminan de integrarse entre ellas. El uso de la lengua nativa, que es un hallazgo, se ve opacado por la poca creíble situación de que la madre Qom se relacione con su hijo Qom en inglés. Por muchos años que el susodicho haya pasado en el país del norte esta es una situación muy poco creíble. O un recurso bastante burdo como para que quede claro de dónde viene el mal. Y la masacre de Napalpí mencionada en el subtítulo se inserta de manera forzada en el desarrollo de los acontecimientos.

"Ley Primera" pierde la oportunidad de presentar un tema complejo y poco transitado por el cine nacional con la profundidad que se merece. Se queda con planteamientos maniqueos de situaciones que, si bien se iniciaron hace muchos años, hasta el día de hoy no ha habido gobierno dispuesto a resolver de la manera que se merecen dichos pueblos. Más allá de su origen, son al día de hoy argentinos de pleno derecho y no peones del juego político.

Sigue nuestras últimas noticias por TWITTER.

 

  

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0

Comentarios