Aplauden a "120 battements par minute", protagonizada por el argentino Nahuel Pérez, en Cannes

por © E.E. (Cannes)-NOTICINE.com
Nahuel Pérez (dcha.), entre los tres protagonistas de la película francesa más aplaudida
El joven actor argentino Nahuel Pérez Biscayart, conocido por films como "El aura", "Todos están muertos", "Lulu" o "Cerro Bayo", prosigue su carrera internacional, últimamente bastante orientada hacia Francia, con el protagonismo de "120 battements par minute", un drama del francés Robin Campillo que este sábado ha sido el título más aplaudido de los dos concursantes por la Palma de Oro en Cannes. La jornada se completó con la cinta del sueco Ruben Östlund "The Square", menos apreciada aunque con algunos defensores.

"120 battements par minute" (120 latidos por minuto) se sitúa a principios de la década de los 90 del pasado siglo, y tiene como protagonistas a miembros de una ONG, Act Up, que defiende a seropositivos y enfermos de sida, cuando aún diezmaba a colectivos como los homosexuales y drogadictos.

Al lado del argentino Pérez Biscayart están Arnaud Valois y Adèle Haenel, en una emotiva historia muy inspirada por hechos y vivencias reales, tercera como director de Campillo, quien formó parte de la citada ONG y ha contado que desde entonces quiso hacer una película sobre esa experiencia, pero que hasta más de dos décadas después no encontró la manera de "escribir una buena historia sobre eso".

El cineasta recordó que Act Up era un movimiento con pocos miembros, y a sus reuniones apenas acudían 100 o 200 personas, "y aunque una película no sirve para dar lecciones, sí puede recordar lo que un grupo de gente, capaz de conformar juntos un discurso, una acción, y que lograron victorias en el plano político. Espero que esta película puede despertar ese espíritu".

Nahuel contó a los medios que fue a través de una actriz y cineasta, con la hizo la película "Grand Central", Rebecca Zlotowski, como conoció a Robin Campillo e hizo para él varias pruebas de casting antes de ser confirmado para el papel. "Había que construir una constelación de actores para la película y todo se desarrolló muy bien. Robin nos miraba de una manera muy inspiradora", ha dicho.

"120 battements par minute" tiene la fuerza del verismo, y -como ha dicho su autor- la madurez como para resultar emocionante y generar la empatía de cualquier tipo de público ante personas que, con sus posibles particularidades, tienen la misma angustia ante la muerte y la misma rebeldía que cualquiera espectador.

Menos efectivo ha sido el sueco Ruben Östlund, que ha dividido a la crítica con su historia sobre un curador de un museo de arte contemporáneo cuya ordenada vida politicamente correcta cambia a raiz de un robo que sufre. "The Square" repite el esquema de "Fuerza Mayor / Turist", el gran éxito del cineasta escandinavo, un hombre sometido a un hecho casual que le hace reaccionar de manera imprevista. En este caso, hay cierta sátira sobre el arte moderno y el papanatismo culturalista, pero también una reiteración innecesaria de situaciones bastante parecidas, que buscan un impacto y de paso alargan el metraje más allá de las 2 horas 20 minutos.

Sigue nuestras últimas noticias por TWITTER.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0

Comentarios