Hablamos con Hugo Lara sobre el lanzamiento internacional de "Cuando los hijos regresan" en Huelva

por © Jon Apaolaza (Huelva)-NOTICINE.com
Hugo Lara
El periodista y estudioso del cine mexicano Hugo Lara llevó al Festival de Cine Iberoamericano de Huelva su opera prima, "Cuando los hijos regresan", comedia familiar llamada a convertirse en el éxito nacional de la temporada navideña, cuando se estrene en vísperas de Nochebuena. Tras el encuentro con el público nacional en Morelia, hace pocas semanas, la cinta coral que encabezan Fernando Luján y Carmen Maura, vivió esta semana su primera experiencia foránea, que dejó satisfecho a Lara, con quien habló NOTICINE.com en exclusiva.

- Defíname en pocas palabras "Cuando los hijos regresan"...
"Cuando los hijos regresan" es una comedia que narra la historia de un matrimonio de jubilados que, de pronto parece que van a hacer la vida de ocio y diversión pero los hijos adultos empiezan a volver a casa, a vivir bajo su techo y bajo sus costillas de estos padres que tienen que encontrar la manera de deshacerse de sus hijos, retomar su vida en pareja  y todo eso se convierte en una bola de nieve que va creciendo y que amenaza con aplastarlos a todos, esa es la premisa de la película.

- ¿Qué le llevó después de años de teorizar y analizar históricamente el cine mexicano a querer escribir y dirigir precisamente una comedia familiar?
Es una idea que empecé a desarrollar hace unos cuatro o cinco años a raíz de una serie de televisión que produje, que era precisamente sobre cine mexicano y sobre la gente que lo hace y lo ve, titulada "La calle, el aula y la pantalla", incluso se puede ver por internet. La gente hablaba de las películas mexicanas y de su sentir distintos temas, gente común y corriente, no eran especialistas y bueno a mí siempre me ha interesado el cine mexicano. Mi cinefilia proviene de ver películas mexicanas por televisión, entonces esta película considero que tiene que ver con la tradición del cine mexicano, pero desde la perspectiva contemporánea. Hay un clásico del cine mexicano que se llama "Cuando los hijos se van", de 1941, dirigida por Juan Bustillo Oro, que precisamente es un melodrama, lacrimógeno, donde los papás se azotan porque uno a uno los hijos los dejan, ellos se quedan solos y bueno, eso los hace sufrir. Mi película es como un replanteamiento de eso, un guiño, el giro a esa situación y también, lo que nos permitía hablar de cómo ha cambiado la realidad y lo que ha cambiado este país y la familia, conceptos que ya sesenta o setenta años después, no son vigentes. Era una primicia divertida, hablar de que ya no es lo mismo, las familias, como se veían antes ni los papás ni la paternidad ni llegar a ser adultos, hay una serie de situaciones que han cambiado mucho, y que han sido afectadas por distintas circunstancias, como los temas económicos, las crisis recurrentes... Y este mundo que va a toda prisa y que de pronto nos rebasa, entonces. bueno... La película toca varias de estas cosas de distintas formas a través de este conjunto de personajes, por que es una película coral.

- Y también podría calificarse de comercial, para todo público...
Sí, pues fue una coincidencia, supongo que también por las circunstancias esta idea surgió también como una broma familiar, de la que comentábamos a raíz de una situación de mis hermanos que regresaron a vivir a casa de mis papás y empecé a escribir la historia. Me parecía que funcionaba. La empecé a mover para tratar de realizarla, incluso en un momento dado buscamos a algún otro director, pero pues no se dio el caso y dije: bueno podría hacerla yo, ¿por qué no? Y así fue caminando el proyecto. La verdad, se fueron dando los pasos de una forma afortunada, o sea en términos de producción, porque la comedia tiene una buena aceptación en México y en general en el mundo. Entonces, hay un interés en apoyarla y en este caso me parece que había varios elementos o que los hay en la película, que nos permiten apostar por la comedia de situación que puede aportar, tocar, decirle algo a la gente y creo que es un género que pronto se tiende a menospreciar pero curiosamente es de los géneros que suelen ser más subversivos.

- Ya ha llevado "Cuando los hijos regresan" a dos festivales, Morelia y Huelva. Estrenará en más de un millar de pantallas mexicanas el 22 de diciembre. A un mes vista, ¿cuáles son sus expectativas?
En el Festival de Morelia tuvimos la primera proyección de la película con público, fue una gala y la reacción fue muy positiva. La gente quedó muy contenta. También la prensa tuvo una recepción favorable, con buenos comentarios. Entonces, la verdad es que nos quedamos muy satisfechos. Hubo un trabajo muy cuidadoso en todos los aspectos de la película. Delante y detrás de la cámara. Entre los actores tenemos a Carmen Maura, Fernando Luján, que son muy buenos intérpretes, muy respetados. Entonces, también marcaban un nivel de exigencia, de esfuerzo que te sube el nivel, y se lo sube al resto de los actores para un primer director, como fue ese mi caso. Tener a esos actores fue una gran ayuda. De pronto, había muchos que me preguntaban si no me había intimidado trabajar con tantas estrellas y figuras. Y no, al contrario... La verdad es que todos fueron muy profesionales y me ayudaron mucho a tener un buen resultado. Acá en Huelva, pese a que algunas bromas y giros son muy mexicanos, también nos felicitaron y se rieron. Personalmente, ver cómo reacciona la gente creo que es lo que mas me emociona, saber que esta película le puede interesar a un público fuera de México. Mi primer estímulo era llegar a la función de la noche y sentirlo con la gente. Yo vengo con el gusto, el entusiasmo de participar en la competencia. Hay grandes películas, grandes directores que intervienen. Incluso otras dos películas mexicanas más, que son muy buenas, de dos buenos amigos y directores. Creo que es una competencia muy reñida, y en ese sentido, pues ya formar parte de la selección oficial es una gran emoción para mí.

- Imagino que usted ya estaba familiarizado con los festivales, pero como periodista o panelista. Ahora por primera vez compite con sus propia película, está del otro lado de la barrera...
Es muy raro, es muy extraño (ríe), pero fíjate que me gusta mucho el trabajo que se hace de prensa. Tiene que ver mucho con la información también, incluso pues para llegar a hacer una película haber ido a los festivales haber visto las películas y discutir, estar en ese ambiente creo que es una forma de aproximarse al cine muy especial. Bueno, como lo es para aquellos que vienen de la publicidad o de otras disciplinas, seguramente tienen otras herramientas, pero en el caso mío, que vengo del periodismo, de la investigación, del análisis del cine, pues creo que hay otras herramientas que esos oficios me han dado y espero que me sigan dando, pues me encanta escribir. De alguna forma ha cambiado mi manera de ver el cine, después de dirigir esta opera prima, porque enfrentarse al proceso total de hacer una película, ¿no?, vivirlo, pues me ha dado otra noción. Digamos que tenía la teoría, aunque había hecho producción de televisión y de cortometrajes, pero esta vez todo el trabajo, el esfuerzo, la cantidad de gente que intervino es muy grande y sí me dio nuevos enfoques de cosas que no sabía ni que existían (ríe).

Sigue nuestras últimas noticias por TWITTER.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0

Comentarios