Crítica: "Sopladora de Hojas", adolescencia en estado puro

por © Correcamara.com-NOTICINE.com
"Sopladora de hojas"
Por Ale Nava    

"Sopladora de Hojas" (2015), recién llegada a salas mexicanas, cuenta la historia de Lucas, Mili y Rubén; tres amigos adolescentes que, al regresar de jugar futbol, hacen una pequeña y trivial apuesta, todo para que Lucas se lance sobre un montón de hojas secas en el parque. Al llegar a casa, Lucas descubre que ha perdido las llaves, los tres amigos deciden regresar a buscarlas, tarea que parece sencilla. Sin embargo se desata una odisea alrededor de este evento, la cual los mantendrá entretenidos toda la jornada antes de asistir al funeral de un amigo.

Se trata de la ópera prima del director Alejandro Iglesias, y se encuentra dividida en nueve capítulos como el subtítulo lo menciona ("Épica cotidiana en nueve capítulos"), los cuales eslabonan una trama y personajes divertidos. Un vagabundo, un policía y una joven vecina de la cual están enamorados, desatan temas puros de la adolescencia como la sexualidad y el miedo a crecer. La caracterización y el lenguaje que utilizan los tres amigos, junto a los eventos a los que se enfrentan, provocan risas sinceras en el espectador. La química entre los personajes es magnífica, pues el director se enfocó en crear una amistad franca entre los actores Alejandro Guerrero (Rubén), Fabrizio Santini (Lucas), y Paco Rueda (Emilio) lo que se ve reflejado en pantalla. La amistad funciona en este caso como un vínculo, para construir a los personajes a partir del otro y asimismo lo hacen Lucas, Rubén y Mili.

La inspiración para la película proviene de una anécdota personal del director Alejandro Iglesias Mendizábal quién, junto con el fotógrafo Luis Montalvo y el productor Samuel Sosa, pasaron una tarde hace diez años buscando las llaves en el parque. El director sabía que había una esencia en la anécdota que era digna de ser contada más allá de a su círculo cercano. En consecuencia, Luis Montalvo y Alejandro Iglesias se juntaron para comenzar a escribir el guion.

El título "Sopladora de Hojas" resulta una metáfora, pues los personajes perciben a dicha herramienta como una solución fácil para encontrar las llaves, lo que se acerca al tema de la confrontación con la adultez y las nuevas responsabilidades que implica. Pero en la vida no siempre se puede tener una herramienta que haga las cosas de manera automática, pues ni lo cotidiano ni los problemas son eternos. Sin ser una trama aleccionadora ni moralizante, la narración induce a los personajes a buscar por cuenta propia, en diferentes montículos de hojas, el sentido o vocación en esta vida.

Es una historia que moverá fibras en un amplio público pues toca cuestionamientos existenciales, como el miedo a crecer, pues convertirse en adulto no siempre resulta fácil y no siempre se anhela llegar al momento de transición. Anteriormente se presentó en el Festival de Morelia de hace dos años con una excelente acogida del público y la prensa, y desde entonces ha estado esperando un hueco en salas comerciales.

Sigue nuestras últimas noticias por TWITTER.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0

Comentarios