Crítica: "La libreria", pasión lectora

por © NOTICINE.com
"La librería"
Por Eduardo Larrocha   

En un cálido ambiente lector, Isabel Coixet vuelve a dibujar el heroico mundo femenino. Ejemplo más reciente de ese espíritu insobornable es "Nadie quiere la noche" y el desafío sobrehumano de Juliette Binoche como Josephine Peary, atravesando las gélidas tierras del Polo Norte.  En "La Librería / The Bookshop" la protagonista tiene un sueño y una convicción: los libros nos salvan y son un bálsamo ante nuestras derrotas. Nos salvan ahora y en 1959, el año en el que Florence Green, a la que da vida Emily Mortimer, tiene la osadía de montar una tienda de libros.

Se entrega con pasión a su tarea en la vetusta Old House. Rehabilita ese palacete semiderruido en un pueblo de la Costa del condado de Suffolk, al Sur de Inglaterra. La ausencia de un marido difunto será el acicate para sacar adelante su biblioteca, vivida como anhelo compartido.

"La Librería" supone un nuevo hito en la carrera de Isabel Coixet que en cada película nos lleva a mundos habitados por personajes impulsados a superar obstáculos. Florence tiene suficiente obstinación como para enfrentarse a una comunidad provinciana que se resiste a la novedad. Consigue Florence crear un espacio acogedor. Pronto incorpora a una pequeña y redicha ayudante. La niña asevera que no le gusta leer, pero en el último naufragio rescata "Huracán en Jamaica", el libro de Richard Hughes que la librera le ha regalado.
      
En la última Semana internacional de cine de Valladolid la directora ha confesado -y hemos podido leer aquí en NOTICINE.com-  (http://noticine.com/festivales/26610-isabel-coixet-abrio-la-seminci-con-un-canto-a-la-disidencia.html )- que Florence Green es ella misma sobre todo por su amor a los libros. No lo ha dicho Coixet, pero también parece ser un reflejo de la cineasta la obstinación de la protagonista en sacar adelante proyectos quiméricos y defender sus principios contra la adversidad y la oposición de buena parte de la sociedad.
    
Además de Emily Mortimer, muy creíble en su papel de librera, Patricia Clarkson, resulta igual de ajustada haciendo de malvada y poderosa Violet Gamar, empeñada ésta en destruir los anhelos de la protagonista. Como contrapunto, el veterano Bill Nighy es el gran aliado de Florence, ensimismado con el descubrimiento de las "Crónicas marcianas" de Ray Bradbury. También él, Mr.Brundish, hará una lectura crítica de la inefable "Lolita" de Nabokov e impulsará las ventas en el pueblo. "La librería / The Bookshop" muestra como hace sesenta años y a falta de otros entretenimientos, los libros eran la sal de una existencia cultivada, intelectual y espiritualmente. En este siglo XXI el papel impreso se las tiene que ver con todo un mundo de dispersión digital casi galáctica que hace más difícil la concentración y quietud necesarias para la mirada interior y la lectura.
        
Esta coproducción entre España y Reino Unido ha conseguido, de momento, el Premio a la mejor adaptación literaria de la Feria de Frankfurt. Está basada en la novela homónima de Penélope Fitzgerald, escritora inglesa del siglo XX, considerada por muchos heredera de Jane Austen. Ese, el de Austen, es el aroma que se percibe en esta fábula. Tras su paso inaugural por la Seminci podremos verla en versión original en inglés, marca del sello Coixet, y también en una versión en español, cuidada por la propia directora.

Sigue nuestras últimas noticias por TWITTER.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0

Comentarios