Diego Rafecas, ausente de la presentación de su más ambiciosa película, "Ley Primera"

por © Edurne Sarriegui (Argentina)-NOTICINE.com
Adriana Barraza y Juan Palomino
Para el cineasta argentino Diego Rafecas, que por fin presenta su película "Ley Primera", casi cuatro años después del rodaje, “Las culturas originarias siempre me atrajeron mucho, pero la historia que cuento no tiene nada que ver con mi vida. El Chaco está prestándonos su cultura y sus tierras para contar una historia que sucede en todas las culturas latinoamericanas e incluso mundiales”. El realizador, productor y guionista no acudió al encuentro con la prensa porteña, pero sí parte del elenco dos semanas antes del postergado estreno del film.

Se encontraban presentes la mexicana Adriana Barraza, Juan Palomino, Charo Bogarín y Bianca Bertolli y la productora Cristina Capitanich. La ausiencia deDiego Rafecas, que también interpreta a los dos hermanos gemelos protagonistas, no fue justificada pero se proyectó un breve video en el que agradeció la asistencia al acto. Filmada en el año 2013, el estreno de la película se vio demorado al parecer por motivos económicos que dificultaron el proceso de posproducción.

"Ley primera" toma como referencia la llamada masacre de Napalpí contra el pueblo Qom en 1924 para llamar la atención sobre el despojo del que han sido víctimas los pueblos originarios en todo el mundo. Fue filmada principalmente en el impenetrable chaqueño y tiene la particularidad de que la mayoría de sus diálogos se realizan en lengua Qom.

Adriana Barraza, con un fuerte vínculo con argentina, ya que está casada con un argentino y vive en la ciudad de Buenos Aires una buena parte del año, se manifestó encantada de ser parte de este proyecto ya que México, su país, se encuentra muy vinculada a los movimientos de reivindicación de los pueblos originarios. Contó que sintió terror ante el desafío: Tuve terror por no pertenecer a la cultura. Me esforcé muchísimo para hablar en lengua Qom con precisión. Pasado eso fue un placer hacer este trabajo y ahora que la he visto completa me alegro mucho de que la producción la haya terminado". Sobre su trabajo con el personaje que le tocó interpretar, la madre de los hermanos, dijo que trató de otorgarle dignidad. "Después de trabajar con Alejandro González Iñárritu quedó marcada mi manera de actuar. No se puede trabajar sin método. Como maestra de actores y como actriz, investigué para mis alumnos y para mí. Traté en este trabajo de interpretar a una mujer universal, a una madre que sin importar lo que es el hijo, siempre lo recibe. Quise otorgarle dignidad".

Juan Palomino, que interpreta al cacique, también coincidió con la dificultad que conllevó la interpretación en la lengua nativa que los actores debieron aprender por fonética. Para ello contaron con la ayuda de miembros de la comunidad Qom de Derqui. "Estoy orgulloso de ser parte de este proyecto que se ocupa de un tema no muy tratado en el cine. Además reafirma la lucha de los pueblos originarios y creo que la película no ha envejecido en estos años", manifestó.

Charo Bogarín, actriz de ascendencia guaraní, contó que fue convocada por Rafecas por sus trabajos sobre cantos en lengua Qom. Después vino la propuesta para actuar en la película. Al respecto dijo: "Fue una experiencia maravillosa. Me parece que en esta película se amplía la función del cine de entretener y nos despierta frente a ciertas realidades. Por mi parte, para hacer el contrapunto a Adriana y su personaje tan elaborado, yo recurro a mi sangre nativa. No tengo que interpretar algo que ya soy. El director me pidió trabajar desde la naturalidad".

La joven Bianca Bertolli, que interpreta a una adolescente en su debut cinematográfica declaró que fue convocada por su profesor de actuación y que le gustó mucho el guion porque le pareció que trataba un tema poco transitado. "Fue muy desafiante y me dio miedo pero conté con la ayuda del director que sacó lo mejor de todo el elenco. Además estoy muy agradecida por el giro que toma la historia".     

Por su parte, Cristina Capitanich, productora ejecutiva del film, contó que Diego Rafecas comenzó a trabajar en el guion en el año 2004. "Tardamos mucho en concretarla porque es una película con un costo muy alto. Tuvimos que buscar diversos inversores argentinos. La presión fue económica y no de otro tipo".
A partir de este proyecto la comunidad Qom se interesó por lo ocurrido en Napalpí  casi cien años atrás. Colaboraron estrechamente con la producción de la cinta, particularmente con el aprendizaje del idioma de los actores, y se espera contar con una nutrida representación para el día en que se realice la avant premiere.                  

Sigue nuestras últimas noticias por TWITTER.

  

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0

Comentarios