Catherine Zeta-Jones presentó en el Mipcom de Cannes su biopic de la narco Griselda Blanco

por © Redacción-NOTICINE.com
Catherine Zeta-Jones
El mercado de producciones televisivas Mipcom de Cannes ha sido el escenario de la presentación de la TV-Movie del canal Lifetime "Cocaine Godmother", proyecto largamente gestado sobre la vida de la narcotraficante más conocida de los años 70 y 80, la colombiana Griselda Blanco. Su protagonista, Catherine Zeta-Jones acudió a la Costa Azul para hablar de este personaje del que asegura no quiso "encontrar una cualidad compasiva, porque no creo que ella la tuviera. Aplaudo a Lifetime porque hubiera sido fácil edulcorar esta historia".

Dirigida por el mexicano Guillermo Navarro, habitual colaborador como fotógrafo de su tocayo Guillermo del Toro en "El laberinto del fauno", "El espinazo del diablo", "Hellboy" o "Pacific Rim", en su debut como realizador, "Cocaine Godmother" cuenta la vida de Blanco, la única mujer que llegó a los puestos más altos dentro del cártel de Medellín, operando en Nueva York y Miami durante los años 70 y 80. Nació en Cartagena (Colombia), y tras una adolescencia difícil llegó a Nueva York donde comenzó en el negocio del tráfico de cocaína junto a su marido. Le fue tan bien que a la edad de 40 ya era multimillonaria, sin embargo en 1985 tuvo que ingresar en prisión –donde permaneció durante casi 20 años- ya que fue declarada culpable de varios homicidios de otros narcotraficantes y tras tantos años pudiendo escapar de la ley. En cualquier caso, se sospecha que Blanco mandó matar a alrededor de 200 personas, para conservar su puesto de honor en el cártel, por sus ansias de dinero y poder. Salió de la cárcel en 2004 y fue deportada a Colombia, donde la asesinaron ocho años después, en Medellín.

"Hay que reconocer su mérito como jefa en un mundo masculino tan peligroso. Recuerdo haber dicho que dentro de lo mala que fue, tenía que intentar que la gente conociera sus motivaciones", ha dicho Zeta-Jones en Cannes.

De entrada, no hay gran parecido entre la fisicamente afortunada actriz británica y Griselda Blanco, mujer no precisamente atractiva. Catherine Zeta-Jones tuvo que someterse a sesiones de maquillaje e incluso cambios físicos: "Gané peso, estaba encorvada. Si hubiera tuviera pelotas, las habría agarrado de vez en cuando. Quería dejar que todo saliera. Ella (Blanco) pensaba que era hermosa. Ella era la estrella de cine protagonizando su propia película".

Preguntada por los periodistas sobre qué lecciones podría dar la experiencia de la narcotraficante colombiana, Zeta-Jones respondió: "Como mujeres somos criticadas por ser ambiciosas. A menudo deseo que podamos tomar un poco de esa verdadera ambición y estar orgullosas de ello. No estaría hablando con ustedes hoy si no tuviera una ambición inherente. Tu haces tu propia suerte. Sí, hay personas que ayudan en el camino, pero es raro. Cuanto más duro trabajas, más suerte tienes, y debes sentirte orgullosa de ello, y presumir, porque no es malo mostrar modestia, pero se acaba haciendo aburrido".

La actriz y esposa de Michael Douglas se mostró feliz por su regreso a la actuación. Recientemente apareció en la serie de FX "Feud". "Estoy feliz, y me siento afortunada y bendecida por haber regresado. Me hubiera gustado hacer más cosas, pero ahora hay mucha más relación entre cine y televisión. Hace años, había un frontera entre ambos medios. Yo empecé en el teatro como corista, luego llegué a la televisión en Gran Bretaña y de ahí pasé al cine. Entonces, si trabajabas en películas, ya no hacías televisión. Afortunadamente, esto ha cambiado. Los actores pueden hacer historias humanas, no tienen que ser robots para una película de 200 millones. Es por eso que lo hacemos, para tener esas historias humanas internacionales que cualquier cultura puede entender, y en este momento eso está ocurriendo en televisión".

Sigue nuestras últimas noticias por TWITTER.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0

Comentarios