Entrevista en Huelva: Marietere Vélez y el trastorno que la llevó a escribir como sanación

por Super User
Marietere Vélez (JA)
Marietere Vélez (JA)
La actriz boricua Marietere Vélez sintió el impulso irrefrenable de escribir para compartir con todo el mundo el problema psicológico que le había sido diagnosticado: TOC, es decir Trastorno Obsesivo Compulsivo. Así creó el guión de "Receta no incluida", película con la que compite en el Festival de Huelva. Allí habló en exclusiva con NOTICINE.com la también protagonista de esta cinta y antes de "A punto de llegar" y la serie "Ilia".

- ¿Podemos decir que la película surge de usted?
Sí, sí, surge de mi condición de afectada por el Trastorno Obsesivo Compulsivo, que me diagnosticaron hace como 10 años. Me dí cuenta de que no había mucha representación sobre ello y sentí que era importante ver otra perspectiva sobre ello.

- ... porque lo más conocido es una obra de teatro, "Toc Toc", que es una comedia...
Eso mismo fue bien interesante, de verdad, que encontré que la mayoría de lo que veía y además de los personajes que tenían ese trastorno eran usados para comedia, y no es que eso esté mal, pero si pensaba: cómo algo que para mí es super terrorífico, y una vez las personas que pasan por esa experiencia bien terrorífica, y que sea solamente la comedia usualmente como se utiliza, fue algo super raro.

-  Después de ser diagnosticada con TOC, se pone usted a escribir, pero no es su primera experiencia como guionista.
Sí, claro. Yo ya era actriz y guionista, y siempre me ha interesado hablar sobre lo que es cercano para mí, y con este proceso no tuve dudas. Siento que como artista y como ser humano, era importante dar otro punto de vista y quizás que la gente tuviera otro punto de vista y una relación quizás más cercana a algo que no siempre está representado. Entonces estuve ahí varios años en ese proceso de desarrollo del guion. Hablé rápidamente con Juliana que era mi amiga y directora, y le dije vamos a hacer esta película y le encantó el guion.

- Una actriz siempre es una persona más expuesta de lo normal. Me imagino que para usted no debió ser fácil exponer algo que puede ser visto incluso de una manera negativa para otras personas ¿no?
Sí, sí, totalmente... Fue exactamente como dices. De por sí la actuación es un proceso supervulnerable, pero además hacerlo en algo que habla de una condición que estoy viviendo, si fue un poco difícil, y recuerdo incluso que Vilma, nuestra productora, me comentó: "Sabes que este proceso si decides hablar públicamente de tu condición, va a ser parte del mismo proceso de la película". Por supuesto, nunca me forzaron a nada, pero me dijeron: si decides hablar de eso es parte del proceso y es importante que te sientas cómoda, que te sientas bien, y si, al principio me dio un poco de nervios, y sobre todo por la recepción de la película, no sabia si la gente quizás podía conectar con la idea.

- ¿Escribir el guion fue liberador?
Sí, sí, fue un proceso bien sanador. Yo creo que todo el proceso, desde que lo escribí, hasta que lo actué, hasta que lo estamos viendo y vemos la recepción que ha tenido con la gente, ha sido todo supersanador, porque cada proceso ha sido bien cerrado.

- ¿Cuándo se verá "Receta no incluida" en Puerto Rico?
Todavía no tenemos fecha de estreno en Puerto Rico, queríamos primero pasar por la ronda de festivales, que empezamos el pasado marzo en el SXSW de Texas y hasta ahora, así que sí, nuestro plan es terminar estrenándola en Puerto Rico, pero todavía está en proceso.

- ¿Y qué cree que busca al contar esta historia, llegar en masa a las personas que sufren este problema o llegar a las que no lo sufren pero que pueden entenderlo mejor con la película?
A las dos. Yo creo que a las dos por igual. Al principio pensaba que me gustaría que la gente entendiera lo que le pasa  auna persona con Trastorno Obsesivo Compulsivo, pero a la vez, a medida que hemos tenido la ronda de festivales, personas con TOC se me han acercado y me han comentado que tienen esta condición, que nunca se habían visto a sí mismas en el cine, nunca habían visto así sus historias, y que por primera vez encontraban algo con lo que se sienten identificados en cuanto a su trastorn. Fue bien importante para mí, así que nada me gustaría más, me encantaría que la gente además de ver un punto de vista, entendiera que tampoco hay que tener un trastorno para conectar con la película, porque creo que la historia es de sanación y de amor, y la conexión humana es fundamental en muchos casos para ayudarnos con todos los otros procesos de la vida.

- En ocasiones la diferencia entre estar bien o mal, teniendo problemas psicológicos, es cuestión de pastillas. ¿Es sólo una insuficiencia química o puede haber cuestiones más profundas?
De hecho, eso es bien interesante, porque precisamente en la película queríamos hablar no de que las pastillas son malas para ella en un momento dado, y toma la decisión de tirarlas, pero luego al final las recupera, nuestra intención no era demonizar de una manera el medicamento, porque en muchas ocasiones es recomendado por profesionales de la salud y es parte fundamental de la sanación. Pero al menos en mi caso lo que sí he visto y que es muy importante es que un tratamiento profesional es necesario, pero también cuando está acompañado de otros procesos a tú alrededor. Entonces tiene más significado y claro, el poco acceso que hay en Puerto Rico, lamentablemente, a servicios médicos de salud mental, empeora el proceso difícil que estamos pasando.

- Después de sus experiencias como guionista, ¿se animaría a ser directora?
Lo he pensado, fíjate... Además que cuando veo lo que Juliana hace me parece super fascinante. Sí, es algo que me gustaría en algún momento, pero me gustaría primero tener más experiencia como actriz, quizás de aquí a unos años.

- ¿Cómo vé al cine en Puerto Rico? Sus vecinos dominicanos producen más y con más apoyo. ¿No hay voluntad de mejora?
Lamentablemente Puerto Rico ahora mismo no tiene Fondo de Cine. La situación para hacer cine es muy complicada, y de hecho admiro mucho lo que está haciendo la Republica Dominicana, que sí que tienen una buena actividad. Yo creo que el estatus colonial nos afecta mucho, el ser una colonia de los Estados Unidos y todo lo que eso conlleva políticamente. Eso definitivamente afecta.

Transcripción: Jesús Sánchez

Sigue nuestras últimas noticias por TWITTER.