Trelew

Festivales con acento argentino: Mar del Plata tiene nuevo premio para las películas latinas, Visual 06 homenajea al cine argentino, Diversa desembarca en Mendoza

23-V-06

- La próxima edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, certamen que ostenta la clasificación “A” de la FIAPF, reforzará su objetivo de convertirse en un espacio para impulsar y vigorizar al cine latinoamericano, al crear un nuevo premio específicamente para la cinematografía de la región. A partir del año 2007, Mar del Plata entregará el Che de Oro, un galardón destinado a una sección paralela compuesta únicamente por películas de América Latina, que otorgará 50.000 dólares a la cinta que sea elegida como ganadora. La 22 edición de Mar del Plata se celebrará del 8 al 18 de marzo.

- En el marco del Festival de Cortometrajes Visual/06, que se lleva a cabo en Majadahonda, se realiza un homenaje al cine argentino con una serie de largometrajes inéditos en España: “Tiempo de valientes”, “Cautiva”, “Mi mejor enemigo”, “Cómo pasan las horas” y “Trelew”. La exhibición de los films se complementará con una mesa redonda, que tiene lugar el día 24 de mayo a las 20 horas, donde se dialogará acerca del cine hecho en Argentina.

- No solo los cinéfilos de Buenos Aires tienen la oportunidad de asistir a Diversa, el Festival Internacional de Cine Gay Lésbico Trans de Argentina, que cada año se desarrolla en la capital del país para ofrecer una mirada a la más reciente producción sobre temáticas que se relacionan con la libertad de elección sexual. Ahora la provincia de Mendoza puede ser testigo de este evento, del 24 al 29 de mayo en el Cine Universidad, ubicado en calle Lavalle 77. Además de las proyecciones programadas, serán estrenados los nuevos cortos animados de la Fundación Huésped sobre prevención del VIH y una selección de lo mejor de la programación de Diversa 2004. El mismo contempla también la Muestra fotográfica del Calendario 2006 de Gaby Herbstein (en el marco de la campaña preventiva de VIH que anualmente lleva a cabo la Fundación Huésped). Sumándose a la propuesta, el reconocido artista pop Leo García presentará su disco "Cuarto Creciente" en un concierto que además tendrá músicos locales invitados. El objetivo es instalar en la provincia conceptos como el respeto por la diversidad, inclusión social y prevención del HIV, reuniendo a artistas íconos en la temática y a través de obras de altísima calidad artística y cultural.
© Redacción-NOTICINE.com
Dumont junto a Leroux y una imagen de su film

Cannes 2006: González Iñárritu, otro latino con firmes aspiraciones a la Palma de Oro

23-V-06

Babel es la torre que, de acuerdo a la Biblia, los hombres quisieron elevar para alcanzar el cielo; una empresa que Dios castigó haciendo que sus constructores comenzasen a hablar lenguas diferentes y no pudieran entenderse, provocando la confusión y posteriormente su dispersión. Este mito es el que da título y nutre al film más reciente del mexicano Alejandro González Iñárritu, “Babel”, el cual recibió una estupenda acogida en su presentación en el Festival Internacional de Cine de Cannes, donde ya figura en la corta lista de favoritos a la Palma de Oro.

Como sus anteriores largometrajes, “Amores perros” y “21 gramos”, Gonzalez Iñárritu vuelve a confiar en el talento como guionista de su compatriota Guillermo Arriaga -ganador del premio a mejor guión en Cannes 2005 por “Los tres entierros de Melquides Estrada-, como director de fotografía de Rodrigo Prieto y como músico del oscarizado argentino Gustavo Santaolalla. Al igual que sus predecesoras es una cinta coral, entrelazada, que habla sobre la incomunicación, haciendo esta vez referencia a la mitológica Babel, precisamente para subrayar que la falta de comunicación no proviene de las diferencias idiomáticas.

“Creo que la barrera del idioma es muy fácil de romper. Para mí el problema es las ideas y los preconceptos que tenemos, eso es lo que realmente nos separa. Sobre eso trata la película. Este film es acerca de aquello que nos separa y aquello que nos une. Ese es el elemento clave: lo que nos hace la misma gente viviendo en un mismo mundo y no cuáles son nuestras diferencias”, declaró ante la prensa González Iñárritu, quien está acompañado en Cannes por buena parte de su ecléctico elenco, que incluye a Gael García Bernal y Cate Blanchett, aunque no por su máxima estrella: Brad Pitt, quien se excusó vía e-mail por no poder viajar, por encontrarse a punto de ser padre en cualquier momento. La trama de “Babel” sigue tres historias, una que se desarrolla en Marruecos, otra en México y la restante en Japón, que a pesar de la longitud de su metraje, se sigue con interés hasta el final.

Francia presentó su segunda esperanza para llevarse el premio máximo, “Flandres”, de Bruno Dumont (“La vida de Jesús”, “La humanidad”), centrada en un hombre (interpretado por Samuel Boidin) que ha pasado su vida viviendo para su granja y su amor de juventud (Adelaïde Leroux), que es enviado al frente de guerra donde descubrirá la camaradería, la barbarie y el temor.

“El punto de partida del film es el título. Los paisajes vienen primero, es allí donde comienza la historia. Pasé una cantidad increíble de tiempo caminando por esas granjas para encontrar inspiración. Tengo una relación misteriosa con esta tierra natal”, explicó Dumont sobre la génesis de este pretencioso film, al cual considera acerca del amor, aunque muchos espectadores no concuerden con él por lo extremo de sus imágenes, que empieza con encuentros sexuales apasionados en el ámbito rural, para luego dar lugar al salvajismo de la guerra, que el director cuenta gráficamente y regodeándose en imágenes que muestran violaciones en tiempo real y muerte de niños, lo cual provocó el abandono de la sala por excesiva.

© E.E.(Cannes)-NOTICINE.com / Fotos: Reuters-AP
Los mutantes en la Croisette

Cannes 2006: Kaurismaki y Moretti devuelven el buen cine a la competencia

22-V-06

Tras un fin de semana con altibajos, el cine de calidad volvió a la competencia oficial del Festival Internacional de Cine de Cannes, de la mano de dos consagrados como el finlandés Aki Kaurismaki y su triste y emotivo drama de perdedor "Laitakaupungin valot" (Luces de la periferia) y el italiano Nanni Moretti, quien trajo su polémica película sobre Silvio Berlusconi "Il caimano", con valores más allá de la simple crítica o sátira política.

"Laitakaupungin valot", tercera película con la que Kaurismaki opta a la Palma de Oro tras "Nubes pasajeras" (1996) y "Un hombre sin pasado" (2002), es el final de esta trilogía sobre la soledad y los perdedores. "La película es sobre la soledad, sobre alguien que no tiene a nadie y que ni siquiera sueña con nadie", explicó Kaurismaki sobre esta cinta protagonizada por Janne Hyytiainen, quien interpreta a un ser solitario con una fuerte lealtad, la cual será puesta a prueba cuando conozca a una mujer (Maria Jarvenhelmi) de la que se enamora pero que a la postre sólo le utiliza, dejándole en la calle y sin nada.

Con personajes que dialogan con monosílabos, el tono melancólico y la frialdad que caracterizan al cine de Kaurismaki, la cinta ha conseguido emocionar y los aplausos que coronaron su proyección así lo evidencian, convirtiendo a este film en un serio competidor por la máxima distinción del certamen junto a "Volver", de Pedro Almodóvar. Coincidentemente la canción "Volver", que en la película del español aparece en una versión flamenca de Estrella Morente, aquí lo hace en el tango original de Carlos Gardel, ya que el finlandés asegura en plan broma que "el tango fue llevado por marineros finlandeses a la Argentina". Tampoco dejó el humor cuando un integrante de la prensa le comentó la casualidad con el film de Almodóvar: "Pedro lleva toda su vida imitándome, yo ya no sé qué hacer. ¿Así que, también ha metido 'Volver' en su película? Pues que se acuerde de Eurovisión: Finlandia gana, mientras que España saca poco más de ocho puntos".

La esperada visión de Moretti sobre la figura de Berlusconi gustó, aunque no resultó todo lo contestataria que uno suponía, quizá por ello la acogida no haya sido tan calurosa. "El caimán" es la historia de una joven directora (Jasmine Trinca, vista en "La habitación del hijo") con el objetivo de realizar un largometraje sobre Silvio Berlusconi, atrayendo la atención de un productor de películas clase "z" (Silvio Orlando) para financiar el proyecto. A partir de allí se analiza la figura de Berlusconi en la política y sociedad italiana.

"El caimán’ es una historia de amor, un homenaje al cine y a los films políticos. Intenté decir, usando los medios del cine, una realidad que ya no somos capaces de ver o percibir. Creo que nuestro problema es que tenemos un hábito: nos hemos acostumbrados a personajes y situaciones que son verdaderamente increíbles para el bien de la democracia", sintetizó Moretti sobre su film, quien considera que solo en un país como Italia puede suceder que se le otorgue el poder sobre tres de los seis canales estatales a una sola persona y que sea aceptado como candidato electoral.

El realizador, que cinco años atrás se llevara la Palma de Oro por "La habitación del hijo", aseguró que no pretende ser un símbolo de la izquierda, ni cambiar la opinión de la gente, sino expresar sus pensamientos y sentimientos sobre el mundo que lo rodea: "Cuando hago una película, no pienso en mi público, ni siquiera en el público en general. Estoy lleno de un sentimiento sobre el mundo que me rodea y sobre mí mismo, y trato de expresar ese sentimiento del mejor modo posible. Si tratamos de cambiar la opinión del espectador, de advertirle sobre algo, seguramente estamos cerca de hacer una mala película. Mi ambición es hacer buenas películas, por encima y más allá de las convenciones".

Fuera de concurso se pudo ver "X-Men: La decisión final", tercera entrega de la saga de los mutantes, que pasó de manos del talentoso Bryan Singer al comercial Brett Ratner ("Hora punta / Rush Tour"). Para acompañar la cinta estuvo buena parte de su reparto -Hugh Jackman, Halle Berry, Famke Janssen, Anna Paquin, Patrick Stewart, Ian McKellen, Rebecca Romijn...-, que hizo las delicias de los fotógrafos y aportaron la cuota diaria de glamour hollywoodiense. Este martes la atención estará enfocada a "Babel", del mexicano González Iñárritu.
© E.E.(Cannes)-NOTICINE.com / Fotos: Reuters-AP
Las voces de Over the edge

Cannes 2006: Entre el exceso y la escasez, otra jornada gris en la competencia

21-V-06

Para este domingo, los programadores de Cannes prepararon un menú de dos platos bien diferentes, pero que no han dejado buen sabor de boca. El turco Nuri Bilge Ceylan, doblemente premiado aquí hace tres años con "Uzak" regresó con otro film sobre relaciones humanas marcadas por los silencios y la inexorable degradación, "Iklimler" (Los climas), mientras que el norteamericano Richard Kelly en "Southland Tales" mezcla géneros sin demasiada fortuna, en metraje excesivo y con peripecias disparatas. La carga estelar de la jornada ha vuelto a estar fuera de competencia, merced a la presentación del nuevo dibujo animado de DreamWorks, "Vecinos invasores", con un reparto de voces que hicieron las delicias de los fotógrafos: Bruce Willis, Nick Nolte, Avril Lavigne y William Shatner.

En su retorno a Cannes, Ceylan repite no sólo estilo, también personaje (de nuevo un fotógrafo) y actrices (su mujer, Ebru Ceylan, y Nazan Kesal), esta vez con él mismo como actor protagonista. Con ritmo lento y cansino y un esteticismo redundante, el cineasta turco nos introduce en una relación de pareja condenada al fracaso, que sólo ha calado en algunos, decepcionando a la mayoría.

Sobre su presencia ante la cámara, al lado de su esposa real, Nuri Bilge Ceylan negó que pudiera tener lecturas autobiográficas: "Si quise actuar no fue porque la película cuente mi vida, sino porque me apetecía probar como experiencia. A veces hay cosas que se sienten y que es muy difícil de transmitir a un actor... De hecho, se me pasó por la cabeza actuar ya en "Uzak", pero no tuve el coraje suficiente. Ahora, rodar en digital me permitía revisar mi trabajo en el monitor después de cada escena. A veces tenía tendencia a la sobreactuación, pero como repetimos muchas veces las tomas, al final tenía suficiente material como para obtener algo digno".

El guionista, director y ahora actor turco matiza que aunque no se trate de su vida, si están sus puntos de vista sobre la pareja. "Refleja -explicó en su rueda de prensa- como yo veo las relaciones entre hombres y mujeres, y no sólo dentro de una sociedad como la turca. Me he fijado en las pequeñas cosas, porque con frecuencia éstas conllevan pesadas consecuencias. Por ejemplo, cuando una pareja discute, a veces violentamente como en la película, se busca quizás por orgullo dónde estuvo el origen de la pelea. Pero, a menudo, se trata de algo que no se puede adivinar, un detalle sin importancia".

Por su parte, frente a la reducida trama de "Iklimler", "Southland Tales", de Richard Kelly, el autor de la sorprendente "Donnie Darko", brinda demasiados elementos en la misma coctelera: comedia, ciencia-ficción, crítica política, intrigas criminales... Con un ecléctico reparto que incluye al héroe de acción Dwayne "The Rock" Johnson y a la "cazavampiros" Sarah Michelle Gellar, y el metraje más largo de toda la selección competitiva 2006, esta fábula naufraga ante el desconcierto de la audiencia.

La acción se desarrolla en la ciudad de Los Angeles, en un futuro próximo y tras un cataclismo nuclear que ha hecho replantearse muchas cosas, empezando por el uso de una nueva forma de energía a partir de las mareas, que tiene no obstante un efecto secundario, modificar la rotación de la tierra, lo cual condiciona negativamente al personal.

"Se trata de una comedia sobre el fin del mundo. Habla de a dónde va nuestro país y sobre nuestros dilemas contemporáneos en torno a las energías alternativas, el terrorismo, las libertades civiles que estamos perdiendo una a una, y sobre la degradación del medio ambiente, sus efectos potenciales en el comportamiento humano, su impacto neurológico y sus consecuencias sobre el calentamiento climático", ha dicho Kelly.

"La película -añadía- obedece a un conjunto de ideas que están todas relacionadas con una cuestión tan importante como es la seguridad, los combustibles alternativos y la obsesión de la celebridad mezclada con la política. No son simples los problemas que sufrimos en Estados Unidos. Pienso que la película puede considerarse como un puzzle, y que hay que abordar estas cuestiones con humor, como en una comedia. Me gusta mi país. Soy un patriota, y pienso que este film debe ser considerado como patriótico".

Kelly confesaba haber escrito la primera versión del guión hace cuatro o cinco años, "pero con el paso del tiempo las nuevas versiones fueron adquiriendo un tono más político. Me fui planteando un buen número de preguntas, y quise que todos los temas estuvieran estrechamente relacionados con lo que ocurre ahora mismo en nuestra sociedad, con la evolución de nuestro país. Al final, intentamos construir una comedia a partir de esa base, utilizando el humor para abordar esos temas muy serios".

© E.E.(Cannes)-NOTICINE.com / Fotos: Reuters-AP
Andrea Arnold y su film

Cannes 2006: Se relaja la competencia con dos historias dirigidas por mujeres

20-V-06

Tras las intensidades de una jornada inaugural envuelta en polémica algo descolorida luego con "El código Da Vinci" y unos primeros días de competencia brillantes con Ken Loach y Pedro Almodóvar, los organizadores de Cannes han querido dar un respiro e inexplicablemente en un día -el del primer sábado del certamen- tradicionalmente asociado a platos fuertes, nos han brindado dos films, de perfil bajo, realizados por mujeres: "Selon Charlie", de la actriz-realizadora Nicole García, y "Red road", opera prima de Andrea Arnold, que no han levantado pasiones.

La primera cinta francesa ha sido la primera decepción seria del festival, por mucho que parte de la crítica local haya querido apreciar el trabajo actoral de sus seis masculinos protagonistas. Y es que si Almodóvar habló la víspera de mujeres en plan coral, García hace algo parecido pero con hombres, seis de mediana edad y un adolescente, todos ellos con sus historias de crisis personales que no acaban de tener una hilazón convincente, en una ciudad costera del Atlántico francés. Unos pocos aplausos, algunos silbidos y desinterés general coronaron la proyección de este quinto largometraje de la actriz que ha probado suerte tras la cámara.

Benoît Magimel, Jean-Pierre Bacri, Benoît Poelvoorde y Vincent Lindon son los más conocidos entre los protagonistas de "Selon Charlie", hombres a los que García -en rueda de prensa- ha dicho inmortalizar mediante su cámara con placer, "porque los hombres tienen esa fotogenia, esa mezcla de robustez y fragilidad que me fascina. Llevan en sí contradicciones que nos plantean la duda de qué será de ellos. Diferentes hombres con diferentes psicologías que he querido explorar".

Más original y atrevida en su planteamiento, "Red road" es la única ópera prima que concursa tanto por la Palma de Oro como por la Cámara de Oro, el galardón de los cineastas debutantes en Cannes. Esta cinta de la antes cortometrajista Andrea Arnold forma parte de un proyecto coproducido por Lars von Trier en Escocia que se propone narrar tres historias independientes con unos mismos personajes y actores en un mismo emplazamiento, la ciudad de Glasgow. Aún están en producción las otras dos, realizadas respectivamente por Mikel Norgaard y Morag McKinnon. A esta idea la han bautizado como "The Advance Party".

"Red road" nos muestra a una mujer que desde su puesto de controladora de las cámaras de videovigilancia en el centro de la ciudad controla a un hombre, un expresidiario del que más tarde descubriremos que está implicado en un trágico suceso de su pasado. Al igual que Arnold, la principal actriz, Kate Dickie, debuta en el cine con este papel, acompañado por un reparto en el que no encontramos rostros familiares. "Antes había escrito historias sobre personajes que de alguna manera conocía y en ambientes que yo frecuentaba. Aquí, al participar en "The Advance Party" el desafío era asumir las restricciones impuestas, intentando a la vez no perder los sentimientos personales míos y convertir algo ajeno en principio en algo propio", ha explicado la cineasta británica.

A Andrea Arnold, que ganó el Oscar con su corto "Wasp" en 2005 y trabajó este guión en el laboratorio de Sundance, le fascinaba la idea de la videovigilancia, un fenómeno de auge en su país a partir de las amenazas terroristas tras el 11-S. "Se han puesto las cámaras en la calle para observar lo que ocurre en las calles, los parques... y siempre me había preguntado quien era esa gente cuya labor consiste en espiar a los demás. Las cámaras con las que trabajan tienen tal potencia que son capaces de hacer un zoom y mostrar hasta lo que llevas en un bolso abierto", afirma.

Mientras, la gran fiesta del cine sigue acogiendo a una variopinta fauna... desde el siniestro cantante Marilyn Manson al ex vicepresidente demócrata Al Gore, que ha venido a presentar fuera de concurso el documental sobre su lucha contra el calentamiento global "An Inconvenient Truth".
© E.E. (Cannes)-NOTICINE.com / Fotos: Reuters