Olaciregui

OPINION: Secretos y estrellas tras el Festival de San Sebastián

1-X-04

Por María Iglesias

Con la digestión ya realizada de lo que fue el último Festival de San Sebastián, vamos a hacer balance de los fueron sus nueve días (uno menos que los últimos años) desde el punto de vista del "glamour" y de los detalles de los que poco se puede hablar en las crónicas diarias más propias de la urgencia informativa y del análisis de las películas proyectadas.

Pocos pudieron ver en vivo los andares tímidos y nerviosos de Woody Allen por las calles de Donostia. Con el cineasta neoyorquino y la presentación de su nueva película "Melinda y Melinda" se abrió el certamen y se tocó techo pues después todo supo a poco. La rueda de prensa de Woody Allen fue la más numerosa de los últimos años, ni siguiera superada por la convocatoria de Francis Ford Coppola hace dos años, y hay que retrotraerse a la visita de Bette Davis en 1989 para encontrar un parangón similar. La excusa pública de la visita fue la entrega del Premio Donostia a su trayectoria, premio sin importancia para el realizador de "Annie Hall" ya que detrás sólo se mueven un ramillete de intereses. ¿Esperaban algo más místico? En el mundo real no.

Al festival donostiarra le interesaba la visita de Allen para acrecentar su credibilidad, tener un verdadero estreno mundial de primer nivel y atraer a un buen número de medios. Esta 52º edición ha logrado reunir a más de 1.200 periodistas acreditados, procedentes de 49 países. Y entre ellos se encontraban 45 canales de televisión. Mikel Olaciregui, director de este circo del séptimo arte, aprovechó un concierto ofrecido por Allen y su banda de jazz, en San Sebastián, el 5 de septiembre de 2003, para convencerlo de las virtudes del Festival. Olaciregui estuvo cinco minutos en el camerino y ofreció todo tipo de sonrisas al cineasta mientras calentaba sus dedos en el clarinete antes de salir al escenario. Pero donde se cerró un 'acuerdo hablado' para garantizar la visita de Woody Allen al certamen fue minutos después cuando Olaciregui departió muchos minutos con las productoras del director de "Balas sobre Broadway", Letti Aaronson y Lucy Darwin. Estas expertas en contabilidad saben que la 'pegada' de Allen es cada vez menor en Estados Unidos, donde ya no puede ni rodar debido al acoso de los ejecutivos pocos juiciosos con el trabajo creativo.

Allen es rotundo: "Para rodar sólo me hace falta que alguien ponga el dinero y se marche". Esto no ocurre en América y prefiere ir a rodar a Londres. En su propósito por cuidar el público europeo, la "guardia contable" de un Allen, que no ha recogido nunca sus tres Oscar, le ha empezado a despabilar para que enseñe sus películas no ya en Venecia -como hace desde siempre sin acudir- sino en Cannes y, ahora, en San Sebastián. Pedro Almodóvar fue reclamado para darle el premio, el viernes 17 de septiembre, al genio neoyorkino, en un encuentro tímido y algo frío, en una gala falta de famosos y llena de políticos y esposas, empresarios y demás jerarquía vasca.

La ministra de Cultura, Carmen Calvo, no se cortó en entrar en una sala privada para saludar a un agobiado Allen, acompañado de los actores, su productora y a la vez protectora hermana, Letti Aaronson, su joven esposa Soon Yi y sus dos hijos. Allen pidió disculpas por si a alguien no le había gusta "Melinda y Melinda" y avisó chistoso que no se preocupara porque ya ha terminado la siguiente. "Cada año presento una película, espero seguir este ritmo hasta que me muera, algo que me parece fácil porque tengo muchas ideas que creo que son buenas para el cine", dijo el autor de "La rosa púrpura del Cairo". La visita furtiva de un Woody Allen exageradamente amable no defraudó. Llegó en un jet privado desde Londres, solicitó una suite en un piso bajo del hotel -tiene miedo a las alturas- y fue a comer al restaurante Aldanondo acrecentando el orgullo culinario de los vascos.

En una máxima de este festival de los últimos años de que todo invitado norteamericano dedica una lindura a George Bush, iniciada por Jessica Lange, quien llamó "estúpido" al presidente estadounidense y declaró "sentirse avergonzada en estos momentos de ser estadounidense", Allen no bajó el listón al afirmar: "Bush en sí mismo es cómico, pero si sale reelegido será una tragedia".

La actriz Annette Bening conjugó también la promoción de su nueva película "Being Julia", de István Szabó, ante cientos de periodistas con la gentileza de recoger el premio Donostia a su corta y fructífera carrera. La protagonista de "Los Timadores" empezó a hacer películas pasado los treinta años, todo un mundo en Hollywood. Annete Bening estuvo tan exultantemente brillante en la interpretación de la comedia ligera "Being Julia" como algo estirada en la vida real, al menos esa imagen dio pero en la entrevista que mantuvimos con ella fue realmente encantadora, dulce y muy creíble. Ella dijo no estar suficiente cualificada para hablar de política, pero si tuvo tiempo para reafirmarse en defensora del partido demócrata y votante de John Kerry. Un sobreactuado Imanol Arias entregó al premio a la esposa de Warren Beaty, quien lo excusó con mentiras piadosas como que se quedaba cuidando a sus cuatro hijos en casa. ¿Alguien se cree que este matrimonio multimillonario no tenga niñeras para cuidar a sus hijos? ¿Alguien se cree que el mujeriego Warren se quede en el hogar más de dos horas?

Causó sorpresa la llegada de Jeff Bridges a Donostia, que vino para recoger el tercer galardón del certamen a toda su carrera y de paso, como no, promocionar su nueva película "The door in the floor" (Una mujer difícil), que interpreta junto a Kim Basinger. Bridges llamó la atención por su imagen desaliñada, distinta a la de madurito y rudo galán, y más cercana al excéntrico personaje que representa en "El Gran Lewoski", de los hermanos Coen. Fue difícil diferenciar realidad y ficción entre el actor y ese personaje ya de culto creado por los Coen. Bridges dominó todo los registros: amable con la prensa, seductor con el público y bastante cínico y mortífero con la política norteamericana.

De igual forma se comportaron otros cineastas estadounidenses. John Sayles presentó a competición oficial el retrato venenoso de un político republicano en "Silver City". El director destripó las ansias de poder de los republicanos y tachó a los medios de comunicación americanos de "ser muy blandos" con el poder. Aunque quien estuvo más ácido fue Oliver Stone. El director de "JFK" acudió a San Sebastián a presentar "Looking for Fidel", segundo documental que realiza sobre la figura de Fidel Castro después de que el primero ("Comandante") fuera tachado de procastrista y censurado en su país. Stone subrayó que "en la historia a Bush se le conocerá como el malo de la película y al final se verá todo el daño que ha hecho". El cineasta, que en enero estrenará en España la superproducción con más de tres años de trabajo "Alejandro Magno", ofreció la mejor intervención del festival por su lucidez, tono y compromiso. De Castro aventuró a decir que "durará 10 años más". Él opinó que EEUU no las tiene todas consigo cuando fallezca Castro. "La lucha va a durar mucho, más de lo que se piensa", profetizó. El realizador de "Platoon" buscando símiles cinematográficos indicó que en un "Jurassic Park" el comandante cubano se encontraría en su hábitat natural, ya que "es un dinosaurio que representa un ideal antiguo".

Con un discurso más diluido se presentó el director de origen indio Night Shyamalan, responsable de "El sexto sentido". Ofreció fuera de concurso su nueva película "El bosque" con una buena aceptación, aunque por debajo del nivel de las anteriores "Señales" o "El protegido". Shyamalan resultó ser una especie de Amenábar pero a la americana: con mucho más dinero para hacer la película. Vino acompañado de la actriz protagonista Bryce Dallas Howard, hija de mítico Ron Howard, una trepadora nata que llegará lejos porque encima hace una interpretación muy creíble. Otros dos puntos llamaron también la atención esta 52 edición: el esperado estreno de la tachada como pornográfica "Nine songs" (Nueve canciones), de Winterbotton, y la presentación de la historia del travesti boxeador tailandés "Beautiful Boxer", de Uekrongtham.

El número de estrellas y famosos fue más escaso que otros años en el certamen, debido posiblemente a la disminución de fondos. El certamen cuenta con un presupuesto de 800 millones, financiados en un 50% por las instituciones (Ministerio de Cultura, Gobierno vasco, Diputación Foral de Guipúzcoa y Ayuntamiento donostiarra, que aportan cada una 100 millones) y el otro 50% de patrocinadores y autofinanciación por la venta de entradas. Las versiones oficiales prefieren decir que existe un "reajuste" de los recursos, pero lo cierto es que este apretón del cinturón se debe a la salida del patrocinio financiero de Canal Plus. La empresa Sogecable concluyó en 2003 un contrato de diez años de apoyo financiero al festival y en esta nueva etapa, tras la fusión de las dos plataformas, decidió ofrecer sólo una aportación en bienes traducido en una presencia física.

La publicidad baja y los costes suben. El festival se vio obligado a reducir de 10 a 9 días el certamen, a quitar con mezquindad la fiesta de bienvenida a los medios y profesionales del sector el día de inauguración del certamen y a cobrar 30 euros a los periodistas por cubrir la información (50 a los invitados), provocando una agitada polémica entre los medios. La maquinaria del certamen está bien engrasada gracias a un equipo permanente durante todo el año de 15 personas, que aumenta a 40 durante los tres meses de verano. Aunque la organización donostiarra contrata a unas 600 personas los diez días del festival para poder manejar el operativo, entre azafatas, exhibidores, traductores, seguridad y un sin fin de puestos necesarios. La crisis no ha impedido tener a pleno rendimiento sus 20 salas de cine donde exhibir las más de 200 películas -con un total de 656 proyecciones- incluidas en esta nueva edición del certamen. Y el público responde. El festival ha logrado un aforo de 200.000 espectadores, según informaron los organizadores.
© NOTICINE.com / Fotos: FICSS
Amparo Rivelles

Festivales: Concha Velasco distinguida en Islantilla, se inició Carmona, Mar del Plata convoca a directores argentinos

30-IX-04

- Concha Velasco será la gran homenajeada del 6 Festival Internacional de Cine Inédito de Islantilla, que se desarrollará del 16 al 23 de abril de 2005, donde se le entregará el Premio Camaleón de Honor y se presentará un libro homenaje, escrito por las periodistas Leticia P. Rivillas y Rut Melero. La publicación de este libro se enmarca en el programa de actos que conformarán el homenaje que el certamen dedicará a la actriz, que incluirá un ciclo cinematográfico con largometrajes protagonizados por ella, además de una mesa redonda a la que acudirán compañeros de profesión de esta gran intérprete.

- El II Festival Internacional de Cortometrajes de Ficción y Documentales de Arqueología y Patrimonio, el Carmona Filmfest, inició su nueva edición con un tributo y homenaje a Amparo Rivelles, de quien se proyectó en la jornada inaugural la película "Malvaloca", de Luis Marquina, con la que sé reinauguró el Teatro Cerezo de Carmona como cine en 1942.

- La organización del 20 Festival Internacional de Cine de Mar del Plata anunció que se abrió la inscripción para "Vitrina argentina", sección dedicada a los largos y mediometrajes, tanto documental como ficción, de directores argentinos. Los interesados pueden entregar el material personalmente en las oficinas del festival -Teatro Avenida (Av. de Mayo 1222-3er. piso)- o enviarlo al Instituto de Cine y Artes Audiovisuales. Para mayor información dirigirse a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..
© Redacción-NOTICINE.com
Star Wars

"El fantasma de la opera" y "Star Wars" serán las figuras de Sitges

30-IX-04

La proyección de "El fantasma de la opera", de Joel Schumacher, y la Star Wars Conference serán los puntos fuertes del 37 Festival Internacional de Cinema de Sitges, que este año ha cambiado su habitual cita de octubre por el mes de diciembre y presentará algunos de los films más destacados del género fantástico que se han visto en los más importantes festivales internacionales.

Sitges, que se celebrará del 2 al 11 de diciembre, contará con la presentación fuera de concurso de la esperada nueva versión de "El fantasma de la opera", que dirigió Schumacher y protagonizan Gerard Butler, Emmy Rossum, Patrick Wilson y Minnie Driver; todos ellos estarán presentes en el festival, al igual que Andrew Lloyd Weber, el creador del musical en el que se inspira esta cinta que se proyectará el 9 de diciembre.

Los fanáticos de "Star Wars" contarán con un propio apartado que tendrá lugar los días 5,6 y 7 de diciembre. Durante esas tres jornadas se desarrollará la Star Wars Conference, donde se expondrán productos originales oficiales y certificados de las películas, conferencias, firma de autógrafos (acudirán personalidades relacionadas con la saga) novedades, merchandising, y la infaltable maratón con la exhibición de los cinco capítulos que integran la franquicia, más un avance del Episodio III, a estrenarse el próximo año.

Entre los films que conformarán la progrmación se destacan "Sky Captain and The World of Tomorrow", con Jude Law, Gwyneth Paltrow y Angelina Jolie; "Code 46", de Michael Winterbottom; la supuestamente controvertida "Birth", con Nicole Kidman, que participó en la competencia de Venecia; "The Machinist", con Aitana Sánchez-Gijón y Christian Bale; "Old Boy", de Park Chan-Wook, premiada en el Festival de Cannes; y "Arsène Lupin", de Jean-Paul Salomé.

Además de las secciones tradicionales -Orient Express, Anima’t, Brigadoon y Seven Chances- se realizará un homenaje a la saga oriental Godzilla, que cumple 50 años. Debido a la gran cantidad de películas con el famoso monstruo, se escogieron la más representativas de cada década; estas serán presentadas en orden cronológico, comenzando con la versión original japonesa, en copia restaurada y remasterizada.
© Redacción-NOTICINE.com
Before sunset, Hero y Criminal

Oliveira, Gael y pre-estrenos internacionales, lo estelar de Morelia 2004

29-IX-04

La segunda edición del Festival Internacional de Cine de Morelia se llevará a cabo del 1 al 9 de octubre, y en ella competirán 35 cortometrajes y 25 documentales. Destaca el estreno de películas nacionales e internacionales, una selección de la Semana de la Crítica (Cannes) y la presencia del cineasta portugués Manoel de Oliveira. Aumentando a 8 pantallas -tres más que el año anterior- los organizadores esperan alcanzar la cifra de 50.000 espectadores. Como anticipo habrá una función este miércoles en el Teatro Metropolitan (Ciudad de México) de "Diarios de Motocicleta", con el director Wallter Salles, Gael García Bernal, Rodrigo de la Serna y Alberto Granado (el mismo que acompañó al Che en su viaje). Ahí se invitará al público capitalino a asistir a Morelia. La misma cinta (sin Salles) abrirá el festival michoacano con la presencia de sus actores protagónicos.

Michoacán es uno de los estados con mayor índice de migración a Estados Unidos, por lo que se exhibirán cintas relacionadas al tema, como "Dirt", de Nancy Savoca. Entre las actividades complementarias se encuentra una retrospectiva de Gus Van Sant, exhibiciones al aire libre para 3.000 espectadores, cine para niños, cortometrajes michoacanos y dos exposiciones fotográficas de Gabriel Figueroa y Ezequiel Carrasco (cinefotógrafo moreliano de películas como "El automóvil gris" y "El gran calavera"). No podía falta la celebración por el centenario de Indio Fernández y Dolores del Río con exhibiciones que se unen al homenaje nacional. También habrá un programa especial dedicado a Luis Buñuel, con la presentación especial de "El gran calavera" y "Él", presentadas por su hijo Juan Luis Buñuel. Sin duda la visita de Manoel de Oliveira será uno de los platos fuertes, el decano de los cineastas del mundo compartirá su valiosa experiencia con los jóvenes. Se exhibirá su primer cortometraje ("Douro, Faina Fluvial") y su último largometraje estrenado en México ("Um filme falado"). Otro de los invitados especiales es Gianni Miná, periodista italiano que productor y director de "Traveling with Che Guevara" (el "makink of" de "Diarios de motocicleta"), que se exhibirá con otros cuatro documentales suyos.

Llama la atención el estreno de 20 largometrajes internacionales y 6 mexicanos. De los nacionales "Cero y van cuatro", de Alejandro Gamboa; "Conejo en la luna", de Jorge Ramírez-Suárez; "Uarhicha en la muerte", de Dante Cerano; "Voces inocentes" (antes "Casas de cartón"), de Luis Mandoki, y después del éxito en Guadalajara, Cannes y Toronto se presenta "Temporada de patos", del debutante Fernando Eimbcke. En los internacionales se encuentran títulos como "Antes del atardecer" (Before Sunset), de Richard Linklater; "Around the Bend", de Jordan Roberts; la exitosa "Hero", de Zhang Yimou; el documental ganador en el Festival de Sundance 2004 "Super engórdame" (Super Size Me), "House of Sand and Fog", de Vadim Perelman, y "Criminal", la adaptación de la argentina "Nueve reinas" dirigida por Gregory Jacobs y protagonizada por el actor mexicano Diego Luna. Representando a la Semana de la Crítica de Cannes se presentan "À Casablanca les anges ne volent pas", una coproducción entre Marruecos e Italia dirigida por Mohamed Asli; "Brodeuses", de Éléonore Faucher; "Or", de Keren Yedaya (ganador de la Cámara de Oro), y la ya mencionada "Temporada de patos", de Fernando Eimbcke.

En el capítulo de conferencias se tratarán diversos temas como el Intercambio Educativo y Cultural (COMEXUS), las becas de Artes Audiovisuales de las Fundaciones Rockefeller y Ford, el cine indígena, cine y video independiente, además de un coloquio sobre Emilio "Indio" Fernández.

Los ganadores de la sección oficial (cortometrajes y documentales) obtendrán 50 mil pesos, así como servicios de postproducción y material fotográfico proporcionado por los patrocinadores. El jurado internacional que designará a los ganadores está integrado por José María Prado (Director de la Filmoteca de España), Francis Gavelle (Coordinador de la Comisión de Cortometraje de la Semana Internacional de la Critica del Festival de Cine de Cannes), María Christina Villaseñor (curadora del Museo Guggenheim de Nueva York), Diana Bracho (Directora de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas), Marcelo Pañoso (programador del Festival de Cine Independiente de Buenos Aires) y Jesse Lerner, (académico y cineasta norteamericano especialista en cine experimental mexicano).

De acuerdo a Daniela Michel, directora del Festival Internacional de Cine de Morelia, éste funciona a través de una Asociación Civil no lucrativa que consigue los apoyos en especie y que cuenta además con la colaboración del Gobierno del Estado de Michoacán. Como se recordará, el festival tuvo como origen las Jornadas de cortometraje de la Cineteca Nacional, por esa razón se exhibirá en este recinto una selección de cortos y documentales del 13 al 17 de octubre.
© Víctor Uribe-NOTICINE.com
Marcelo Figueras

El análisis del mercado latino domina los Seminarios del Festival de Río

29-IX-04

La última semana de septiembre es esperada con impaciencia por los cinéfilos de Río de Janeiro, que tendrán cerca de 400 películas para elegir en menos de 10 días. Pero el Festival de Río, tan aguardado por el público, tiene un atractivo especial para los que, más que asistir a las proyecciones, viven del cine -sean cineastas, productores, ejecutivos de estudios y TV, estudiantes o investigadores-, ya que los Seminarios de mercado, evento paralelo al festival, descubrirá el funcionamiento de la industria, tocando temas como co-producciones internacionales, nueva tecnologías y marketing de films, entre otros.

Este año, uno de estos temas es el análisis del mercado latinoamericano. En cuatro paneles, ejecutivos de la industria estarán presentando números y características especiales de México, Argentina, Brasil, Chile, Perú, Venezuela y Puerto Rico. Otras mesas de debate que hablarán del mercado latino son "Adquiriendo proyectos latinoamericanos", en que ejecutivos de Miramax, Fine Line y otras compañías explicarán lo que buscan en proyectos de la región, y "Estrategias de marketing para el lanzamiento en América Latina", en que el foco del debate serán las posibilidades de expansión del mercado latino. También será de interés del público el panel sobre "Como realizar negocios en los mercados de los festivales internacionales".

En 2004, no hay cineastas en las mesas, al menos en estos paneles, lo que posiblemente dará a los debates un tono mucho más comercial del que acostumbra desear la platea, que se divide usualmente entre la curiosidad y el interés por los números y las dudas sobre como introducir, en este ambiente, el film experimental, de debutantes o destinado a un pequeño público. En esta edición no habrá mesas sobre cintas exitosas, como se ha hecho con "Central do Brasil", "Nueve reinas" y "Sexo, pudor y lágrimas"; pero se mantiene el workshop de guión, siendo el argentino Marcelo Figueras ("Kamchatka", "Plata quemada") el invitado de este año.

Otros temas de interés que tocarán los seminarios se refieren a asuntos que están a la "orden del día" en la industria, como la piratería, la exhibición digital y licenciamiento, que serán discutidos por integrantes de los diversos sectores de la industria. El seminario comenzó este lunes 27 y seguirá hasta el 5 de octubre.
© Carla Sobrosa (Brasil)-NOTICINE.com