Stefan Kaspar

Festivales europeos: Venecia encoge, Karlovy Vary celebra 40 años con estrellas, ultimos meses para presentarse a los Mannheim Meetings

23-V-05

- La próxima Mostra de Venecia tendrá un número menor de títulos y secciones, según ha contado este domingo el director del certamen, Marco Müller, en una entrevista con el diario La Stampa. Serán unas 60 las cintas que en el Lido veneciano se proyectarán del 31 de agosto al 10 de septiembre, y sus títulos se conocerán con mayor antelación que nunca, el 28 de julio, según avanzó el responsable del certamen italiano, nombrado el pasado año. Müller añadió además que concursarán tres films nacionales, y otros cuatro irán a secciones no competitivas. Respecto a otras naciones, sólo quiso comentar: "Seleccionamos las películas más bonitas y las más significativas para el mundo, tanto de Asia como de Europa, sin olvidar lo que se hace en países más pequeños como Portugal, Luxemburgo o Groenlandia, que tienen una excelente producción". De Hollywood y el cine latino, el director de la Mostra no dijo nada. El jurado estará presidido por el director artístico local Dante Ferretti, de amplia carrera internacional.

- El actor, director y productor norteamericano Robert Redford, la actriz y directora noruega Liv Ullman y el guionista y director Alexander Payne figuran entre los invitados de excepción de la 40 edición del Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary, junto con el de Moscú los únicos certámenes de la llamada "Clase A" en la Europa del Este. Entre los días 1 y 9 de julio se verán en este balneario checo más de 200 nuevas películas nacionales y extranjeras, entre ellas el premiado documental español "El cielo gira", de Mercedes Álvarez. Destaca este año como novedad una nueva categoría para películas filmadas en países de Europa del Este y del antiguo bloque de la URSS, llamada "East of the West". Ya han sido seleccionados el film biográfico "My Nikifor", del director Krystof Kraus, y "The unburied man", de la directora Marta Mezzáros, una co-producción de Hungría, Eslovaquia y Polonia. La industria cinematográfica checa estará representada por la película "City of the sun", de Martin Sulík.

- Aún más veterano, el germano Festival Internacional de Mannheim Heidelberg, tendrá lugar en su 54 edicion del 17 al 26 de noviembre, con 40 films de una treintena de paises (70% de ficción y 30% documentales y cortos). Sin embargo, para los profesionales, el certamen alemán es especialmente atractivo por sus "Meetings". Se trata de uno de los cuatro principales eventos del mundo a la hora de conseguir coproductores. Cada año acuden representantes de 150 compañías internacionales para apoyar en su caso los proyectos presentados por sus cineastas y productores originales. En los años pasados, más de 40 largometrajes han sido realizados con la ayuda de las "Mannheim Meetings". Los profesionales latinos son invitados a participar gratuitamente, recibiendo proyectos hasta el próximo 31 de julio. Stefan Kaspar es el coordinador para América Latina y el Caribe, y puede solicitarse más información en: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
© Redacción-NOTICINE.com
Los Dardenne, Laslo y Jarmush

Cannes: "L'enfant", de los Dardenne, Palma de Oro, con Guillermo Arriaga como mejor guionista

21-V-05

"L'enfant", un drama sobre la paternidad (tema redundante este año en varios films de la sección oficial), ha logrado la Palma de Oro en el 58 Festival Internacional de Cine de Cannes. Es la segunda recompensa en este certamen que obtienen los hermanos belgas Jean-Pierre y Luc Dardenne, quienes la obtuvieron ya hace seis años por "Rosetta". El mexicano Guillermo Arriaga obtenía uno de los dos premios del film norteamericano "Los tres entierros de Melquiades Estrada", el del mejor guión, mientras que Tommy Lee Jones, tambien director, se llevó el galardón de interpretación masculino, de manos de la actriz española Penélope Cruz.

El favorito, Michael Haneke, ha tenido que conformarse con la recompensa a mejor dirección, por "Caché". "Broken flowers", de Jim Jarmush, ganaba el Gran Premio del Jurado, la israelí Hanna Laslo, por "Free Zone", el de mejor actriz, y "Shanghai dreams", del chino Wang Xiaoshuai, el Premio del Jurado.

La película ganadora "L'enfant", narra la historia de un muchacho de 20 años, Bruno, que sobrevive a base de la ayuda familiar que recibe su novia, quien acaba de tener un hijo suyo a los 18 años. Bruno, delincuente ocasional que vive al día, debe enfrentarse al hecho de la paternidad, que le descoloca completamente. Ha llegado el tiempo de hacerse un verdadero adulto.

Los profesionales latinos, tradicionalmente marginados en este festival, ven una vez más en el palmarés la reivindicación de su talento, que quizás si en el futuro hacemos más películas coproducidas por Francia, será reconocido en el apartado oficial. Así, aparte del importante galardón que se ha llevado a México Guillermo Arriaga, es importante el Premio de la Crítica para "Sangre", del también mexicano Amat Escalante, el de la Juventud para la brasileira "Cidade baixa", de Sergio Machado, y el que otorga el Ministerio de Educación Nacional para "Cinema, aspirinas e Urubus", de su compatriota Marcelo Gomes. El excelente momento del cine de Brasil se confirma con el galardón de la Cinefondation (destinado a alumnos de escuelas de cine) para "Buy it now", de Antonio Campos, un corto rodado en Estados Unidos, donde el joven brasileiro se ha formado cinematográficamente.

El Festival no se cerró precisamente con buen sabor de boca. "Chromophobia", la película de Martha Fiennes, en cuyo reparto, en el papel de una prostituta, encontramos a la española Penélope Cruz, quien tuvo el honor de subir al escenario durante la gala para entregar a Tommy Lee Jones su premio a mejor actor, dejó fría a la audiencia.

PALMARÉS
PREMIOS OFICIALES

COMPETENCIA OFICIAL LARGOMETRAJES
Palma de Oro: "L'enfant", de Jean-Pierre y Luc Dardenne (Bélgica/Francia).
Gran Premio del Jurado: "Broken flowers", de Jim Jarmush (EEUU/Francia).
Premio de interpretación femenina: Hanna Laslo, por "Free Zone" (Francia/Israel).
Premio de interpretación masculina: Tommy Lee Jones, por "Los tres entierros de Melquiades Estrada" (EEUU).
Premio al mejor director: Michael Haneke, por "Caché" (Francia).
Premio al mejor guión: Guillermo Arriaga, "Los tres entierros de Melquiades Estrada", de Tommy Lee Jones (EEUU).
Premio del Jurado: "Shanghai dreams", de Wang Xiaoshuai (China).

COMPETENCIA OFICIAL CORTOMETRAJES
Palma de Oro: "Podorozhni", de Igor Strembitskyy (Ucrania).
Mención: "Clara", de Van Sowerwine (Australia).


CÁMARA DE ORO (Ex-aequo)
"Me and you and everyone we know", de Miranda July (EEUU).
"Sulanga enu pinisa", de Vimukthi Jayasundara (Sri Lanka).

PREMIOS PARALELOS

PREMIOS UN CERTAIN REGARD
Mejor película: "Moartea domnului Lazarescu", de Cristi Puiu (Rumanía)
Prix de l'Intimité: "Filmeur", de Alain Cavalier (Francia).
Prix de l'Espoir: "Delwende", de S. Pierre Yameogo (Burkina Faso/Francia/Suiza).

PREMIO FIPRESCI (Federación internacional de la prensa cinematográfica)
"Caché", de Michael Haneke (Francia), por la competición oficial.
"Sangre", de Amat Escalante (México/Francia), por la sección Un certain regard.
"Crying fist", de Ryoo Seung-wan (Corea), por la Quincena de realizadores.

PREMIO DEL JURADO ECUMÉNICO
Mejor film: "Caché", de Michael Haneke (Francia).
Mención: "Delwende", de S. Pierre Yameogo (Burkina Faso/Francia/Suiza).

PREMIO DE LA CINEFUNDACION
"Buy it now", de Antonio Campos (EEUU/Brasil).

PREMIO DE LA JUVENTUD
"Cidade baixa", de Sergio Machado (Brasil).

PREMIO DE LA EDUCACIÓN NACIONAL
"Cinema, aspirinas e Urubus", de Marcelo Gomes (Brasil).

GRAN PREMIO ECRAN JUNIOR (Cine infantil)
"Viva Cuba", de Juan Carlos Cremata (Francia/Cuba).
© E.E. (Cannes)-NOTICINE.com/Fotos: Reuters-AP
Hou Hsiao-Hsien, Shu Qi y el film

Termina la competición de Cannes con aplausos para la cinta de Arriaga y Tommy Lee Jones

20-V-05

Con la proyección del último trabajo el taiwanés Hou Hsiao-Hsien, "Three times", y del primero (como director) del norteamericano Tommy Lee Jones, "Los tres entierros de Melquiades Estrada", terminó este viernes la competencia del Festival de Cine de Cannes, dejando atrás diez jornadas con un total de 21 films en la carrera por la Palma de Oro. De esta recta final, cabe señalar la buena acogida al guión que el mexicano Guillermo Arriaga escribió para su amigo y compañero de caza Jones, un texano que quería debutar tras la cámara con una historia "muy de su tierra". Si nos fiamos de los votos de la crítica internacional a través de los recuentos de varias revistas profesionales que se editan aquí a diario y de los aún frescos premios paralelos, ambos coincidentes, el de la FIPRESCI y el ecuménico, la francesa "Caché" (Escondido), de Michael Haneke, se perfila como la más seria candidata al dorado trofeo. Por debajo, la batalla se presenta de lo más abierta.

Arropada por una crepuscular fotografía del siempre genial Chris Menges, "Los tres entierros de Melquiades Estrada" parte del asesinato accidental de un emigrante ilegal mexicano en Texas, por parte de un agente policial de fronteras (Barry Pepper). Enterrado rapidamente por los compañeros de éste, su muerte será investigada por su amigo y patrón (Tommy Lee Jones), quien obliga al asesino a desenterrarle y acompañarle a México para dar sepultura al bracero, donde le dijo quería descansar para siempre. Este viaje será un camino de aprendizaje, una lección de vida y redención.

"Quise hacer una película sobre mi región, Texas, y México. Lo que las une y lo que las diferencia. Nací y vivo en Texas, una sociedad bicultural. He hablado español toda mi vida, mi esposa es mexicana y mi hija bilingüe. Me siento muy cerca de la cultura mexicana", ha dicho el actor-director, popular sobre todo por su papel junto a Will Smith en "Hombres de negro".

"Quería -añadía- hacer un estudio sobre esas diferencias entre las sociedades al norte y sur del Río Grande. Quería saber qué injusticias, qué glorias, qué bellezas y qué tipo de redención se podía encontrar en esa región en la que la manera de ser ha cambiado, hasta hacerse incontrolable".

Arriaga, quien al igual que hizo con los textos de "21 gramos" y "Amores perros" juega a su antojo con la cronología y repite obsesiones sobre el peso de la muerte, la fuerza de la amistad y de los compromisos, la accidentalidad de algunos comportamientos, el arrepentimiento y la redención, considera que "Los tres entierros de Melquiades Estrada" (título en español que acompaña al inglés en los títulos de crédito) es también "una película mexicana".

"Yo ya he dicho -agregaba el prestigioso escritor- que los mexicanos deben acoger como propia esta película, sobre México, filmada en parte en México y en la que participamos muchos mexicanos" (aparte de él mismo actores como Vanessa Bauche o Julio César Cedillo).

México ha estado este jueves de suerte, ya que "Sangre", de Amat Escalante, fue declarada mejor película de la sección Un Certain Regard por el jurado de la Federación Internacional de Prensa Cinematográfica (FIPRESCI), que en el apartado competitivo, como adelantábamos lineas más arriba otorgó ese mismo galardón a Michael Haneke por "Caché". En la Quincena, ganó "Crying fist", del coreano Ryoo Seung-wan la recompensa crítica. La cinta del austríaco afincado en Francia, protagonizada por Daniel Auteuil y Juliette Binoche, obtuvo también la recompensa del jurado ecuménico.

"Sangre", coproducida por Francia, es la historia de Diego (Cirilo Recio) y Blanca (Laura Saldaña), marido y mujer, cuya relación se basa en tener sexo, pelearse y ver televisión. Blanca atormenta a Diego con sus berrinches y explosiones violentas, siempre causadas por celos y malos entendidos. Una noche, Diego recibe una llamada de Karina (Claudia Orozco), hija de él y su mujer anterior, quien es causa de muchos de los celos de Blanca. Karina es una adolescente que se ha escapado de su casa y quiere vivir con él. Esto crea una situación tan inconveniente para Diego que es incapaz de aceptarla en su casa, aunque quisiera. Mientras tanto, le renta un cuarto en un pequeño hotel. La situación llega a una sorprendente culminación en la que Diego pierde todo el control. Este film tiene entre sus productores, por cierto, a Carlos Reygadas.

Pero volviendo al concurso oficial y al día final de proyecciones en liza, la cifra tres se repetía en la última cinta del taiwanés Hou Hsiao-Hsien, tres historias de amor interpretadas por la misma pareja de actores y situadas en tres épocas diferentes de la historia de Formosa, 1911, 1966 y el momento actual. Pese a la excelente fotografía no llegó este film largo y lento en el mejor momento receptivo de los festivaleros, y pese a la belleza inefable de Shu Qi no despertó ninguna pasión.

Así pues, parece Haneke "condenado" a la Palma, que se conocerá sobre las 20 horas de este sábado. De sus tres previas presencias en el primer festival del mundo, lo máximo que había obtenido es un Premio del Jurado por "La pianista" y los premios de interpretación para sus dos protagonistas, en 2001. Años antes se habían presentado sus "Funny Games" (1997), y "Code Inconnu" (2000). "Don't come knocking", de Wim Wenders; "Broken wings", de Jim Jarmush, y "Manderlay", de Lars von Trier, aparecen bien situadas en las quinielas. En ellas, lamentablemente, apenas se cita a la mexicana "Batalla en el cielo", de Reygadas, aunque no dudamos del poder persuasivo entre sus compañeros del jurado de Salma Hayek. Veremos...
© E.E. (Cannes)-NOTICINE.com/Fotos: Reuters-AP
Sangsoo con su actriz Jiwon Uhm, y la cinta

Wenders se suma a la lista de favoritos en Cannes con "Don't come knocking"

19-V-05

Aunque no hubo unanimidad en la crítica, "Don't come knocking", la nueva cinta de Wim Wenders, una "road-movie" crepuscular por Montana (EEUU) que recuerda mucho a "París, Texas" (comparten guionista, Sam Shepard, ahora también actor), ya está en las quinielas de premio. Mas difícil es que en ese palmarés que conoceremos el próximo sábado estén las otras dos contendientes del jueves por la Palma de Oro, la israelí "Free Zone", de Amos Gitai, una metáfora en femenino sobre el necesario entendimiento de culturas y religiones en Oriente Medio, y la cinéfila "Keuk jang jeon", del coreano Hong Sangsoo.

Han pasado más de 20 años desde que ambos colaboraron en "Paris, Texas", Palma de Oro en este mismo festival, Wim Wenders propuso a Sam Shepard, autor de aquel guión, volver a trabajar juntos. Le llevó un guión escrito por él mismo, pero cuando el actor, dramaturgo y guionista norteamericano le propuso otra historia diferente, el alemán de inmediato cambió de planes. Así nacía "Don't come knocking" (No vengas a tocar a mi puerta), acabada a toda prisa para estar en el festival francés y -si nos fiamos de la impresión de muchos críticos- no irse con las manos vacías.

Wenders forma parte de esa saga de maestros fieles a este y los otros dos grandes certámenes europeos, Berlin y Venecia, que dan prestigio a cualquier selección. De hecho, son ya ocho las veces que el reconocido cineasta germano compite en Cannes, de las cuales tres se llevó un recuerdo del palmarés. Además, en 1989 presidió un jurado como el que ahora encabeza otro director europeo que bien podría sintonizar con su nueva historia, Emir Kusturica.

Howard Spence (Sam Shepard) es un actor que ha conocido mejores tiempos. En la cincuentena, ya no le dan más que papeles secundarios en westerns de serie "B", a él, que fue astro del género en décadas pasadas. Reparte sus muchas horas de ocio entre el alcohol, las mujeres y algo de droga. Sin embargo, la vida le va a cambiar cuando tras desertar de un rodaje y visitar a su madre (Eva Marie Saint), ésta le avisa de que tiene un hijo de 19 años por alguna parte, de cuya existencia nunca ha sabido. Esta revelación le hace abrigar una esperanza de la que carecía: su vida tal vez no sea tan vacía e inutil como cree. Parte por ello en busca de su "ex" Doreen (Jessica Lange) y del muchacho, que no parece tener ninguna necesidad de padre...

"El tema de mi película -ha contado Wenders en rueda de prensa- es la desintegración de la familia. En nuestros días, el mundo entero está influído por la disolución de la célula familiar y por la falta de amor que trae como consecuencia". Paternidad y familia son temas que abundan este año en Cannes, como lo vimos en la cinta de Jim Jarmush "Broken flowers", por sólo citar un título.

Por su parte, Shepard ha explicado su modo de enfrentarse a la escritura del guión: "Cuando me siento ante el papel no pienso en el tema central de la historia. No es esa una pregunta que me plantee. Prefiero concentrarme en los personajes, preocupar que sean creibles. Es algo táctil, no abstracto". Wenders reivindicaba así su participación en el libreto, aunque en la documentación el norteamericano aparezca como único autor: "Lo hicimos juntos. Empezamos con los personajes, y enseguida Sam escribió la primera escena. Entonces, empezamos a discutir sobre la siguiente. Lo que es maravilloso con Sam es que los personajes ya están asentados en el papel cuando llegas a los lugares del rodaje. A partir de ahí, lo más complicado del trabajo ya está hecho. Los personajes no hacen la historia. Son la historia".

El israelí Amos Gitai es uno de esos cineastas mimados por los festivales, y en concreto por éste, que sigue en la brecha película tras película, sin que ninguna logre un mínimo éxito comercial que justifique tanta insistencia. Ya son cuatro las veces que gracias a la coproducción mayoritaria de Francia concursa en Cannes, a pesar de que a muchos su cine, lleno de buenas intenciones y de ese sentido de lo "politicamente correcto" parezca merecedor por sí mismo de tanta atención.

Ahora, con "Free Zone", aspira a mayores audiencias de la mano nada menos que de una israelí de nacimiento -Natalie Portman- que ha triunfado en Hollywood y pocos días atrás estuvo aquí para defender su "Episodio III". De paso, o quizás como consecuencia de esta primera presencia estelar en su carrera, Gitai ha logrado coproducción paneuropea (Bélgica y España, además de la omnipresente Francia), y así encontramos como sorprendente secundaria en la película a Carmen Maura.

Rebecca (Natalie Portman), una joven americana que lleva algunos meses viviendo en Jerusalem, acaba de romper con su novio y tras una discusión con la madre de éste (Carmen Maura), huye en un taxi conducido por una israelí (Hanna Laslo), la cual a su vez se dirige hacia la "Free Zone", en Jordania, para recuperar un dinero que un norteamericano debe a su marido. Cuando ambas llegan allí, una mujer palestina (Hiam Abbass) les dice que tanto ese hombre como el dinero, han desaparecido.

Ha explicado el realizador israelí este jueves en rueda de prensa -a la que no acudió Portman- que su popular compatriota fue la que le contactó, y no a la inversa: "Natalie me escribió cartas y mails, comentándome que estaba interesada en profundizar en sus raíces, su identidad. Ella nació en Jerusalem de un padre hebreo y una madre norteamericana. Creo que siempre deseó conocer el país de su padre, donde nació. Por tanto, quiso participar en este proyecto. Después de reflexionar, de comunicarnos durante seis meses y de vernos personalmente, con mi coguionista fuimos integrando algunos detalles autobiográficos de Natalie en el guión. Como su personaje, ella ha estudiado un poco de hebreo y un poco de árabe".

Bienintencionada, pero poco creible, "Free Zone" apunta a causas económicas para el conflicto del Oriente Próximo, lo cual no deja de ser como poco una simplificación atrevida, y se escuda en el elogio de lo femenino. Incluso, Gitai ha comentado a los periodistas que después de 50 años de guerra en la región, cuyos líderes han sido hombres, "propongo ceder el poder a las mujeres y puede que las cosas vayan mejor". Se olvida de Golda Meier y de politicas tan "benefactoras" para el género humano como las más contemporáneas de Margaret Thatcher o Condoleezza Rice, muy capaces de rivalizar con los hombres...

La jornada se cerró con un film coreano de Hong Sangsoo "Keuk jang jeon" (Un cuento de cine), una experimentación que ha dejado fría a la mayoría. En Seul, las vidas de dos hombres y una mujer van a aproximarse y separarse en un juego de espejos cuyo pivote es el cine. Un estudiante con tendencias suicidas ha encontrado una chica dispuesta a acompañarle en ese último viaje. A la salida de un cine un veterano director cree reconocer entre una bella mujer a la actriz del film que acaba de ver. Luego resulta que ambas parejas son la misma... misterios de la creatividad.
© E.E. (Cannes)-NOTICINE.com/Fotos: Reuters-AP
Sergi López y una escena del film

Cannes: Silencio con "Sin City" e indiferencia ante la francesa "Peindre ou faire l'amour"

18-V-05

"Sin City" y "Peindre ou faire l'amour", dos formas casi opuestas de entender el cine, coincidieron este miércoles en no lograr la unanimidad de la crítica. La primera, dirigida por el chicano Robert Rodríguez y con dos latinos más en el reparto, Jessica Alba y Benicio del Toro, directamente dejó mudos a los miembros de la prensa especializada, aunque fuera de la sala los comentarios iban en general hacia el elogio de la parte técnica y un cierto rechazo al contenido. Por su parte, la cinta francesa de los hermanos Arnaud y Jean-Marie Larrieu, entre cuyos protagonistas está el catalán Sergi López apuesta justo por lo contrario, la preponderancia de la parte dramática, con buenas interpretaciones pero un resultado un tanto "demodé".

Muchos se sorprendieron cuando Rodríguez y la organización de Cannes estuvieron de acuerdo en incluir a "Sin City" en el apartado a concurso. Se trata de su primera cinta presente en un apartado oficial y se aleja de cierto cine de autor frecuente en la tradición "cannoise". Sin embargo, no cabe duda que la experimentación visual que Rodríguez ha llevado a cabo para reproducir con sorprendente fidelidad el estilo de los comics homónimos de Frank Miller, a quien convirtió en co-director de su film (lo que le costó las protestas de sus colegas y su voluntaria dimisión de la asociación de realizadores), merece de por sí el interés de cualquier certamen.

El afán del autor de "Desperado" por ser fiel al original le ha llevado a grabar su cinta en formato electrónico, recrear los fondos digitalmente, jugar con el blanco y negro y puntuales colores potentes... y también conservar el esquematismo dramático del género en general y de Miller en particular: personajes extremos y sin matices, cierta misoginia, clara diferenciación entre los buenos y los malos, violencia casi constante, erotismo muy al gusto masculino...

Obviamente, los más críticos con "Sin City" se quejan de todo eso, de su falta de realismo o de objetividad (lo que por cierto no siempre exigen a otros de sus "santones"), sin pararse a pensar que todo eso simplemente sería alejarse de la voluntad de Rodríguez y por supuesto de la de Miller, que aparte de ser codirector es también el aparente guionista único. Ni a todo el mundo le gustan los comics ni a todos puede interesar esta cinta.

Sin embargo, muchos amantes del cine encontrarán atractivo no sólo ese virtuosismo estético, sino el espectacular reparto: Bruce Willis, Benicio Del Toro, Elijah Wood, Michael Madsen, Mickey Rourke, Clive Owen, Jessica Alba, Brittany Murphy, Rosario Dawson, Josh Harnett, Carla Gugino, Rutger Hauer..., así como la participación en una secuencia, tras la cámara, del amigo Quentin Tarantino, cómplice de pasadas batallas.

"Leyendo los libros de Frank -ha dicho Robert Rodríguez- encontré imágenes fantásticas. Me gustó que los diálogos no sonaban a diálogos de película y que la parte visual tampoco se pareciera a lo visto en cine. Quise llevar la visión de Miller tal y como era en el papel. No se trataba de hacer la "Sin City" de Robert Rodríguez, sino la de Frank Miller. Y sabía que con la actual tecnología digital ya era posible".

En la rueda de prensa, el cineasta, siempre ataviado con su característico sombrero texano, ha contado también que Francis Ford Coppola le visitó en su estudio y quedó enamorado de su mesa de mezclas y le dijo: "Siempre he querido tener un sitio como este en el que cineastas y actores pudieran hacer un cine experimental". Ante esta opinión, Rodríguez pensó en sugerir a Tarantino que se les uniera.

Por su parte, Frank Miller comentaba sobre la violencia del film: "No aconsejo a nadie que use la violencia. Dicho esto, no pienso que el espectador deba reproducir lo que ve en pantalla. Mis historias son y serán siempre extremas. Además, cuando se considera que los japoneses son los que hacen el cine y los comics más violentos del mundo y que sin embargo poseen en su país las tasas de criminalidad más bajas...".

Además de su guionista y codirector, Robert disfrutó en la alfombra roja de la compañía de un buen puñado de sus estrellas: Benicio del Toro, Jessica Alba, Mickey Rourke, Clive Owen, Brittany Murphy y Michael Madsen. Todo un disfrute para "fans" y fotógrafos.

Cambiamos de película y tema. Algún entusiasta (fueron los menos) ha llegado a comparar "Peindre ou faire l'amour" (Pintar o hacer el amor) con una mezcla de Renoir y Rohmer. Optimistas... Esta comedia suave y campestre, con el catalán lanzado en Francia Sergi López en el papel de ciego compartiendo cartel con los astros locales Daniel Auteuil y Sabine Azéma, tiene efectivamente un regusto antiguo, que no quiere en este caso decir "clásico".

Arnaud y Jean-Marie Larrieu, por primera vez presentes en Cannes tras otras dos cintas en su curriculum, han explicado que "Peindre ou faire l'Amour" es "una propuesta irónica destinada a nuestros dos personajes proncipales. La idea era preguntarse: ¿Qué queda cuando la vida social se termina? Queríamos también mostrar que pueden ocurrir cosas extraordinarias a personas normales. Esos personajes, que se ven confrontados a grandes cuestiones como el amor, el deseo, el sexo o el arte, no son héroes. Son pequeño-burgueses de provincias, pero atraviesan momentos fuertes y poderosos".

Hubo alguna que otra protesta al final y deserciones en la sala. Esta historia de parejas, en tono bucólico y sin sexo visual (a pesar de que ese es uno de sus temas principales), a la moda de los 70, no debería dejar huella, cuanto menos en el palmarés. Pero es francesa, no lo olvidemos...
© E.E. (Cannes)-NOTICINE.com